Análisis feminista de las políticas de internet

Cambiando nuestra visión de las TIC

"Tenemos que ganar espacios frente a los organismos de incidencia de derechos humanos": Entrevista a Vanessa Coria Castilla de la Red Mundial de Mujeres por los Derechos Reproductivos

Florencia Flores Iborra
Florencia Flores Iborra on 13 Noviembre, 2013
0 comentarios | 1111 lecturas
Florencia estudió filosofía en Instituto de Profesores Arigas (IPA) de Montevideo, Uruguay. Trabajó para APC como integrante del equipo del Monitor de políticas de TIC en América Latina. Actualmente participa del Programa de derechos de las mujeres de APC y escribe para GenderIT.org.
GenderIT.org
Share this

El 21 de septiembre, el sitio de la Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe fue atacado e inhabilitado. Este ataque se produjo inmediatamente después del lanzamiento de varias actividades vinculadas a la campaña #28SAbortoLegal en los medios sociales, y la difusión de un álbum de fotos y algunos afiches, los días 19 y 20 de septiembre. Estas iniciativas fueron el aporte de la Red de Salud al Día de Acción Global por el Acceso al Aborto Legal, Seguro y Gratuito (28 de septiembre) (1) y a la Campaña 28 de Septiembre, Día por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe. (2)

En una producción especial y de la mano de nuestra colaboradora Florencia Flores Iborra, entrevistamos a diversos actores, voces autorizadas que nos ayudan a pensar la dimensión que está tomando la violencia dirigida a mujeres defensoras de los derechos humanos en internet. En esta primera entrega y en una entrevista especial para GenderIT.org Vanessa Coria Castilla, directora de Programas e Incidencia de la Red Mundial de Mujeres por los Derechos Reproductivos (WGNRR, por sus siglas en inglés), compartió algunas reflexiones sobre la persecución que sufren las organizaciones de mujeres a nivel global y particularmente en la región de América Latina.

Coria Castilla destacó, a su vez, la importancia de visibilizar estos ataques, además de plantear los desafíos que implican incluir estos temas en las agendas de las organizaciones que trabajan con la defensa de los derechos de las mujeres.

Florencia Flores Iborra: Como organización miembro de la Coalición Internacional y a raíz del hackeo de la página web de la Red de Salud ¿Qué opinión tienen acerca del hostigamiento digital que sufren las organizaciones que promueven la defensa de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres?

Vanessa Coria Castilla: Si bien la agresión no nos sorprende, no deja de plantearnos la necesidad del debate sobre cómo trabajar en estos temas. Tras el ataque al sitio oficial de la RSMLAC, una de las estrategias que adoptamos para apoyar a la Red de Salud fue la decisión de denunciar el problema a nivel mundial.

Entendemos que se hace prioritario dar a conocer las agresiones que sufrimos cotidianamente en la web. En ese sentido, la Coalición Internacional de Mujeres Defensoras de los Derechos Humanos (3) (WHRD IC, por sus siglas en inglés), emitió un comunicado donde condena de manera contundente el hostigamiento digital sistemático de las que han sido víctimas las compañeras de RSMLAC.

FFI: El hackeo no se presenta de forma aislada o casual. Existe una clara intención de callar a las mujeres. ¿Cuáles son los caminos posibles para evitar estas agresiones?

VCC: Sabemos que los ataques se dieron en el marco del lanzamiento del trabajo que RSMLAC viene desarrollando en apoyo a dos campañas fundamentales para la promoción de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres (28 de mayo, Día internacional de la salud de la mujer, y del 28 de Septiembre, Día internacional por la despenalización del aborto).

Las formas en que se realizaron los ataques no son casuales. Claramente están dirigidos y apuntan a un perfil de organización determinada. Los hostigamientos son cada vez más sofisticados. Es importante decir que los ataques que recibimos quienes promovemos los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres no solo recibimos ataques en la web, existen casos de compañeras que han recibido ataques de manera personal.

Hemos detectado que en su gran mayoría las agresiones provienen de grupos conservadores, fundamentalistas que pretenden callar las voces de las defensoras con la finalidad de neutralizarnos en días que son especialmente importantes para el movimiento feminista y donde el alcance que tenemos en internet es masivo.

A modo de ejemplo, en la campaña del 28 de septiembre de este año, en Latinoamérica, en los diecinueve países de habla hispana, realizamos acciones para fomentar el día internacional del aborto legal y seguro y el alcance que tuvimos en Twitter alcanzó los 2.500.000 seguidores/as. Asimismo en el caso de los tuits publicados en inglés, llegamos a 1.000.000 de seguidores/as.

Esto nos da la pauta de que para quienes no están a favor de estos temas, callarnos es una estrategia. Es importante comprender que con este tipo de agresiones se vulneran nuestros derechos como defensoras de derechos humanos. Lamentablemente estas conductas son cada vez más recurrentes. Está en nosotras, darles voz, denunciarlas, combatirlas.

Muchas veces las redes sociales y las plataformas tecnológicas en línea son las únicas herramientas con las que cuentan las redes regionales o internacionales compuestas por organizaciones que trabajan con temas de derechos. Conquistar espacios de comunicación y acción es primordial para la difusión de las campañas, materiales y demás contenidos. No podemos dejarnos vencer. El ejercicio de este tipo de violencia nos plantea la necesidad de seguir trabajando en el fortalecimiento de nuestra seguridad en internet. El trabajo en red nos va a garantizar una incidencia más sólida, alcanzar espacios con mayor legitimidad. Esta vez fue el turno de las compañeras de la Red de Salud, pero nadie nos garantiza que este tipo de ataques no vuelvan a suceder. Por el contrario, nuestra experiencia nos demuestra que estamos en la mira de los hackers.

Por ello, desde WGNRR, una de las estrategias que asumimos como colectivo, fue la de visibilizar y promover el papel de las integrantes de las organizaciones que trabajan con derechos sexuales y reproductivos como defensoras de derechos humanos.

Plantear esta inquietud ante la Coalición Internacional fue un logro muy relevante. La importancia de emitir un comunicado entre todas las organizaciones que integran la Coalición ha tenido un impacto muy significativo para nosotras como red. Contar con el apoyo de las organizaciones que la integran ha sido de gran ayuda para profundizar en el análisis de la seguridad de las defensoras de derechos sexuales y reproductivos.

El aval de un colectivo de esta magnitud, colabora, a su vez, a la identificación del problema, implica poner el tema sobre la mesa y abrir el debate público sobre el hostigamiento y acoso digital que reciben las mujeres defensoras de estos temas.

FFI: Al asumir esta batalla ¿cuáles son los retos que se les plantea como colectivo?

VCC: Actualmente se nos presenta el desafío de ganar espacios frente a los organismos de incidencia de derechos humanos. Que conozcan nuestros reclamos y que se hagan eco de nuestras preocupaciones y que éstas se reflejen en ámbitos como son el del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas o del Sistema Interamericano.

Contando con el aval de las organizaciones miembro de la Coalición podemos posicionar este comunicado frente a los organismos internacionales y así lograr que se generen estándares en torno al acoso y/o hostigamiento digital que sufren las defensoras.

Difundir la experiencia acumulada por las defensoras de derechos sexuales y reproductivos en relación a la violencia que existe en la red y de la que las mujeres son víctimas una y otra vez y que lamentablemente estamos comenzando a naturalizar, es prioritario.

Paradójicamente, se nos presenta la oportunidad de promover la reflexión de estos temas en organizaciones que tradicionalmente no han trabajado con defensoras de derechos sexuales y reproductivos, o con los temas que defendemos, como el derecho a decidir, el derecho al acceso al aborto legal y seguro, o el derecho al acceso a los anticonceptivos, con un enfoque feminista y de derechos humanos.

Poder desarrollar esta problemática en estos ámbitos es muy importante. Que organizaciones como Amnistía Internacional, Front Line Defenders y otras organizaciones de derechos humanos comiencen a tener esta perspectiva y la incluyan en sus agendas, es sin lugar a dudas un avance que vale destacar y del cual estamos muy agradecidas.

La pregunta que se nos presenta ahora es ¿cómo hacemos frente a las agresiones que se reciben digitalmente y que provienen de actores que no son estatales para poder incidir en las políticas de acceso de estos medios de comunicación y en la protección de las defensoras en su uso?

La seguridad digital se nos plantea como un aspecto prioritario y nos obliga a repensar nuestras estrategias de acción y el alcance de nuestra incidencia. El caso del hackeo en la página web de la Red de Salud nos obliga a modificar nuestras prioridades. Ha sido algo muy reciente, pero una vez más se plantea la necesidad de tomar acciones. La capacitación se hace inminente, algunos aspectos de los que tenemos que priorizar son:
• Generar plataformas de comunicación más seguras.
• Tener herramientas para saber cómo responder a los ataques recibidos en la red.
• Elaborar mensajes adecuados para neutralizar las agresiones.
• Generar sistemas de alerta para identificar el nivel de riesgo e identificar quienes son los usuarios violentos en la red o el origen de las agresiones.
• Documentar el tipo de violaciones llevando una bitácora de las agresiones.
• Darles mayor difusión y visibilidad.
• Desarrollar propuestas que brinden soluciones.

Es importante entender que los derechos sexuales y los derechos reproductivos son derechos humanos y que quienes los promovemos y defendemos somos también defensoras de derechos humanos. Comprender esto nos allana el camino. Se ha avanzado mucho, pero todavía es necesario seguir luchando por nuestros derechos. Una cosa es segura, nos censuran, y eso es señal de que estamos conquistando espacios.

———————————————————————————-

El proyecto: “Basta de violencia: derechos de las mujeres y seguridad en línea” cuenta con el apoyo del Fondo para el Liderazgo y las Oportunidades para las Mujeres (FLOW) del Ministerio Holandés de Relaciones Exteriores (DGIS). Más información en http://www.apc.org/es/node/15192_

Footnotes

(1) Ver www.september28.org, día de acción de la campaña encabezada por la Red Mundial de Mujeres por los Derechos Reproductivos (Women’s Global Network for Reproductive Rights –WGNRR-), miembro de la Coalición Internacional de Mujeres Defensoras de los Derechos Humanosi, en colaboración con otras organizaciones regionales y globales.
(2) Más información: www.28deseptiembre.org
(3) La Coalición Internacional de Defensoras de los Derechos Humanos de las Mujeresi es una red internacional de recursos y de defensa para proteger y ayudar a las defensoras de derechos humanos. Creada a partir de la campaña internacional de defensoras de derechos humanos lanzada en 2005, la Coalición afirma que el géneroi y la naturaleza del trabajo de quienes defienden los derechos humanos de las mujeres los/as ha convertido en un claro objetivo de ataques, por lo que se requieren “mecanismos sensibles al género para garantizar su protección y ayuda”, según declaran.

 

Enviar un comentario nuevo

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.