Análisis feminista de las políticas de internet

Cambiando nuestra visión de las TIC

La campaña ¡Dominemos la tecnología! ya es un movimiento mundial

Jac sm Kee
Jac sm Kee on 13 Diciembre, 2011 - 13:48 on 13 Diciembre, 2011 - 13:48
Jac es punto focal del trabajo del PARM de APC sobre derechos de las mujeres y es coordinadora de la campaña ¡Dominemos la tecnología!
Share this

La campaña ¡Dominemos la tecnología! empezó en noviembre de 2006 con una idea pequeña pero importante: la creciente disponibilidad y confiabilidad de las nuevas tecnologías de la información hizo de ellas un espacio político, donde se hace urgente y necesario observar la participación, los acuerdos y la prospección a través de una lente feminista.

La contribución de las mujeres al desarrollo histórico de las tecnologías de internet se iba olvidando y perdiendo, mientras la realidad de la violencia padecida por las mujeres y niñas en todo el mundo se deslizaba dentro de los espacios en línea, sin recibir la atención necesaria. La cultura de la ciencia y la tecnología con sesgo de género debe combatirse y desmantelarse ya que produce jerarquías y alienación en el uso de la tecnología. A tal fin, es fundamental que tomemos el control de la tecnología, para definir y conformar un espacio y una plataforma transformadores, que no lleguen a ser una forma más de desigualdad y discriminación estructurales.

La campaña se inició sin un fondo de financiación específico. A partir de la investigación, el entrenamiento, el trabajo en red y la elaboración de políticas realizadas por el PARM de APC, desarrollamos una estrategia, construimos un sitio de la campaña básico (¡puro html!) e iniciamos un diálogo con activistas feministas y militantes de los derechos en internet de distintas partes del mundo. La idea tuvo una clara repercusión. Sólo en el primer año, cientos de blogueros/as, organizaciones por los derechos de las mujeres y de la sociedad civil, y mujeres y hombres hablaron del tema, publicaron el ícono de la campaña en su sitio, cambiaron sus mensajes de estado en correos electrónicos y servicios de mensajería instantánea, crearon afiches y empezaron la campaña ¡Dominemos la tecnología!

Ahora, seis años después, la campaña creció enormemente gracias a la participación de las personas, los colectivos y las organizaciones que ayudaron a conformar su visión, estrategia e impacto. Ella se expandió, desde una acción casi exclusivamente en línea, a otra donde el activismo en línea y fuera de línea se entretejen en un movimiento y una estrategia unificados.

Algunos/as coordinadores/as de la campaña de Brasil organizaron entrenamientos y talleres, algunos miembros vinculados al relato digital - entre ellos Silence Speaks y Women'sNet - compartieron su rica biblioteca de historias de mujeres y niñas que se apropian de la tecnología y de sus experiencias personales para crear poderosos relatos de transformación en video, algunas blogueras feministas dieron cuenta de sus experiencias, revelaciones y reflexiones sobre el tema, etc.

El aspecto más importante de la campaña es la forma en que se adopta y organiza en lugares distintos, según las prioridades y preocupaciones locales sobre la violencia contra las mujeres, el feminismo e internet. Este año, quienes coordinaron la campaña ¡Dominemos la tecnología! de Pakistán la llevaron a zonas rurales del país y crearon colaborativamente 16 videos con 16 mujeres integrantes de tribus para difundir su reivindicación y su solidaridad con los 16 días de campaña.

Women'sNet de Sudáfrica coordinó la donación #Fon4Women y recibió más de 275 teléfonos celulares usados para mujeres sobrevivientes de la violencia.

El movimiento por los derechos de las mujeres de Fiji planteó el tema de la seguridad en línea mediante el uso creativo de videos

La tuitera Florencia Goldsman aportó sus destrezas de artista callejera a los eventos de arte digital de Brasil, con una performance sobre violencia contra las mujeres vinculada a las tecnologías en la que utilizó el humor para generar conciencia.

Algunos/as blogueros/as y organizaciones acordaron 16 días de blogueo sobre el tema, con el llamado de Women and Media Collective de Sri Lanka al diálogo y a la expresión creativa sobre género, medios, sexualidad e internet. Publicaciones de Stirring the Fire sobre oportunidades de voluntariado en organizaciones y proyectos que trabajan con la violencia contra las mujeres [http://stirringthefire.org/blog/tag/takebackthetech/], escritos brillantes y valientes de la sobreviviente de violación Kate Ravenscroft sobre los 16 impactos del ataque sexual día por día, etc.

Es imposible describir la extensión, diversidad e intensidad de las acciones e iniciativas que realizaron quienes coordinaron las campañas ¡Dominemos la tecnología! en distintas partes del mundo sin llenar un libro considerablemente voluminoso. Estas realmente inspiraron nuevas ideas, una participación creativa y la construcción de un movimiento global para acabar con la violencia contra las mujeres, tanto en línea como fuera de ella.

En estos años de campaña se perfilaron dos importantes necesidades. Primero, la de capacitaciones sobre seguridad en línea basadas en la realidad de las mujeres y las niñas; y segundo, la de plataformas de monitoreo sistemático y colaborativo para evaluar y comprender el alcance y la magnitud de la interconexión entre tecnología y violencia contra las mujeres. Para satisfacer estas necesidades, desarrollamos recursos de seguridad en línea para las mujeres y las niñas en los teléfonos celulares, la navegación en línea, las contraseñas, la geolocalización y las aplicaciones portátiles. Esta edición de GenderIT.org también incluyó una conversación con el activista por los derechos a la privacidad Gus Hossein, sobre los aspectos complejos del derecho a la privacidad y lo que está pasando en los espacios y la comunicación en línea.

También lanzamos la plataforma de mapeo en línea de ¡Dominemos la tecnología!, que brinda un espacio donde compartir y monitorear relatos e informes sobre violencia contra las mujeres vinculada a la tecnología. Esta iniciativa piloto fue traducida por integrantes de campañas locales a 10 idiomas, entre ellos el bosnio, lugandés, árabe, urdu y portugués y gracias a su colaboración, compromiso y asociación, se documentaron más de 100 experiencias y relatos de mujeres y niñas que sufrieron violencia en línea o por el uso de internet y de las tecnologías de telefonía móvil. Esos relatos contribuyen a generar una comprensión clave del tema, como puede verse en el artículo de análisis preliminar incluído en esta edición y, principalmente, proporciona una plataforma fundamental y necesaria para el reconocimiento, la expresión y el intercambio de experiencias y relatos de supervivencia. Deseamos que el mapa siga creciendo y se convierta en un espacio útil para las activistas feministas, las organizaciones por los derechos de las mujeres, quienes defienden los derechos en internet y quienes usan internet sin formar parte de la campaña.

Hasta ahora el viaje ha sido asombroso y las mujeres, las niñas y todas/os en nuestra diversidad recién empezamos a responder al llamado: ¡Dominemos la tecnología! Ojalá disfruten esta edición que ofrece una buena instantánea de este movimiento creativo y revolucionario.

 

Enviar un comentario nuevo

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.