Memoria activa de la violencia: de la iniciativa individual a la denuncia global

6 Julio 2017

Conversación con Ivonne Ramírez Ramírez, feminista mexicana, M.A. Erasmus Mundus en Estudios de las Mujeres y de Género, creadora del proyecto “Ellas tienen nombre”, mapeo de femicidios en Ciudad Juárez, México.

Día a día la violencia contra las mujeres nos conmueve y agita. Como activistas y como movimiento, la situación llama a estar alertas y no callar. Han surgido numerosas iniciativas en varios países latinoamericanos, algunas de convocatoria más masiva que otras, para manifestar la protesta e impulsar acciones en la sociedad y reclamar ante las autoridades para terminar con los crímenes y la violencia machista.

¿Qué medidas tomar? ¿De qué manera llegar a la sociedad y a las autoridades para que decidan con urgencia y pongan fin a una situación que se lleva vidas y tiene en vilo a poblaciones enteras? Una de las iniciativas que nos convoca en esta nota es la ideada por Ivonne Ramírez R., quien decidió utilizar internet y las tecnologías de comunicación e información para hacer un mapeo en línea de los femicidios ocurridos entre 1993 y 2017, 24 atroces años, en Ciudad Juárez y área circundante, en Chihuahua, México. Su objetivo es hacer visible la denuncia del asesinato de tantas mujeres, la mayoría muy jóvenes e incluso niñas, cuyas muertes poco son investigadas y cuyos responsables rara vez resultan capturados, juzgados y encarcelados.

Ivonne decidió crear este espacio virtual no sólo para denunciar sino también para mantener viva la memoria de tantas mujeres víctimas de la violencia femicida. Ella no pertenece a ninguna organización y su decisión nació de su compromiso personal con los derechos de las mujeres a una vida sin violencias. Llamó a su proyecto “Ellas tienen nombre”, porque la mayoría de estas muertes quedan sepultadas en el anonimato, en un listado que permanece inmovilizado en los archivos policiales o de juzgados en los que poco se investiga, olvidados y a merced del paso del tiempo. Por eso la necesidad del mapeo, minucioso, detallado, conciente, en el que cada punto consignado es una mujer que perdió la vida de modo violento en manos desconocidas e inciertas.

La mayoría de estas muertes quedan sepultadas en el anonimato, en un listado que permanece inmovilizado en los archivos policiales o de juzgados

Comenzó su proyecto en soledad, con conciencia feminista, y su perseverancia logró el apoyo voluntario de otras compañeras. Con la colaboración de organizaciones de mujeres, obtuvo datos de los casos más antiguos que permanecen en los archivos de las fiscalías, incluyendo la Fiscalía Especializada en Asesinatos de Mujeres en el estado de Chihuahua. Basó sus búsquedas sobre los casos recientes en el monitoreo constante de los diarios de la región, donde constata hasta el día de hoy los crímenes y los datos de las víctimas.

También tomó contacto con los familiares, en especial con las madres, quienes le aportaron más datos, y con organizaciones locales y filiales de otras internacionales, como Amnistía Internacional, que trabajan temas de violencia contra las mujeres y femicidios. No siempre los femicidios son consignados como tales por las autoridades, sino catalogados como asesinatos, y por ello la colaboración de las organizaciones es fundamental para rastrear y consignar los casos.

A medida que el proyecto de mapeo se hizo visible en internet y en las redes sociales, Ivonne logró conectarse con iniciativas de mapeo que están tomando forma en otros países latinoamericanos para denunciar la violencia de género y los femicidios como también otras situaciones de violación de derechos, incluyendo problemáticas de las comunidades indígenas.

El uso estratégico e informado de las tecnologías empondera a las mujeres y las habilita para crear y ocupar nuevos espacios púplicos

Ivonne utiliza tecnologías no propietarias con base en Linux y herramientas de acceso libre de Google Maps. Su colaboración con otras activistas para que aprendan a utilizar estas herramientas en su trabajo de defensa y promoción de derechos es relevante y su ejemplo permite ver todo lo que las mujeres pueden lograr con el dominio de las TIC. No hay duda que el uso estratégico e informado de las tecnologías empondera a las mujeres y las habilita para crear y ocupar nuevos espacios púplicos con inteligencia y dinamismo para avanzar en la lucha contra la violencia contra las mujeres y por la justicia de género.

Foto; Cristina Rodríguez, Bayano Digital

Share this
 

Enviar un comentario nuevo

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.