Análisis feminista de las políticas de internet

Cambiando nuestra visión de las TIC

Indonesia: ¡Pónganle sexo a internet!

 Kamilia Manaf y Ni Loh Gusti Madewanti
Kamilia Manaf y Ni Loh Gusti Madewanti on 9 Julio, 2013
0 comentarios | 953 lecturas
Kamilia Manaf tiene un título de bachiller en Relaciones Públicas y es una de las fundadoras del Institut Pelangi Perempuan (Organización de mujeres queer jóvenes de Indonesia). Es periodista de radio de la Women's Journal Foundation y autora del libro “Kami Tidak Bisu” (No estamos calladas). Coordinadora de EROTICS Indonesia (Red de incidencia sobre derechos en internet y sexualidad) desde 2012 hasta el presente. Felizmente soñadora mientras construye un programa de emprendimiento social para mujeres queer turistas en Indonesia. Ni Loh Gusti Madewanti, una mujer multicultural de Bali, Manado y Java, nació en Magelang, Java Central. Completó sus estudios en la Universidad de Indonesia, donde se licenció en antropología. En la actualidad participa en EROTICS Indonesia, en una investigación exploratoria relacionada con el espacio virtual y la sexualidad.
GenderIT.org
Share this

La sexualidad en el contexto de Indonesia

Hogar de 250 millones de personas y de la mayor población musulmana del mundo, Indonesia tiene un gobierno secular. La componen diversas religiones, culturas, tribus y razas. Diversas expresiones de la sexualidad han sido parte de las culturas indonesias durante cientos de años. Éstas se tradujeron en prácticas culturales a través de la danza, la espiritualidad, etc. Por ejemplo, la danza Reog Ponorogo de Java oriental describe una relación homosexual entre los personajes de Warok y Gemblak. Del mismo modo, Bissu es la denominación de un grupo transgénero en Makassar, South Sulawesi. El grupo es reverenciado como sagrado por el pueblo bugis y respetado por su espiritualidad.

Sin embargo, de manera reciente la sexualidad se convirtió en tema de discusión cuando el gobierno de Indonesia decidió promulgar una ley contra la pornografía en 2008. Gran parte de la ley es discriminatoria respecto de la sexualidad de la mujer y de las minorías, como la comunidad LGBT e ignora la diversidad cultural de Indonesia. Esta legislación marcó un hito, con opiniones que se distanciaron de ella en apoyo a derechos humanos fundamentales, que incluyen la libertad de expresión y de opinión. En vez de combatir la pornografía, la definición e interpretación de la ley hace blanco de criminalización a los grupos vulnerables, como las mujeres y la comunidad LGBT.

Sexualidad, regulación y gobernanza de internet en Indonesia

La regulación de internet y la legislación o prácticas discriminatorias que violan los derechos de las mujeres y de la comunidad LGBT sobre sus cuerpos y su sexualidad no están en consonancia con la Constitución de 1945, que en su Artículo 28C inciso 1 declara que toda persona tiene derecho a desarrollarse mediante la satisfacción de sus necesidades básicas, el derecho a obtener educación y gozar de los beneficios de la ciencia, la tecnología, el arte y la cultura, con el propósito de mejorar su calidad de vida y por el bienestar de la humanidad.

El Relator especial de las Naciones Unidas sobre la libertad de expresión y de opinión, Frank La Rue, reconoció que la importancia de internet como un espacio alternativo debe ser apoyada. Sus comentarios justifican la convicción de que internet contribuye a una creciente toma de conciencia de los derechos a la libertad de expresión e información. Este reconocimiento también influye sobre futuras políticas, en especial al tener en cuenta el papel de internet como una clave para el reconocimiento de los derechos de la sexualidad como parte integral de los derechos humanos.

La Organización Mundial de la Salud también considera que los derechos sexuales son derechos humanos. Estos derechos incluyen el derecho a ser libre de coerción, discriminación y abuso para alcanzar:

1) La más alta calidad de salud reproductiva, incluido el acceso a la salud sexual y reproductiva;
2) La libertad para buscar, aceptar y difundir información sobre sexualidad y educación sexual; y respetar la integridad corporal
3) Para elegir la propia pareja;
4) Para decidir si se es sexualmente activa o no;
5) Para las relaciones sexuales consensuadas;
6) Para el matrimonio consensuado;
7) El derecho a decidir tener o no tener hijos/as y cuándo tenerlos/as; y
8) Una vida sexual segura y satisfactoria;

No obstante esto, en 2009, el Ministerio de Información y Comunicación formó una red integrada por organizaciones de la sociedad civil, académicas y empresas de internet para lanzar un Programa para una Internet Sana y Segura (Program Internet Sehat dan Aman, INSAN). Esta iniciativa busca regular internet en Indonesia estableciendo normas de ‘decencia’ a la vez que trabaja junto a proveedores de servicios de internet para bloquear contenidos pornográficos o contenidos que violen esas normas. En su aspecto positivo, provee información útil sobre seguridad en internet y conduce actividades que complementan este enfoque.

De todos modos, INSAN lanzó un aviso publicitario que exhorta a las mujeres jóvenes y adolescentes a manejarse con seguridad cuando utilizan redes sociales e internet, lo cual es importante e informativo. El video difundido por YouTube muestra a una adolescente víctima de una violación, que se culpa a sí misma por no ser precavida al usar redes sociales. La violación aparece como culpa de la víctima. La violación debería superarse mediante la educación sexual y un cambio de los esquemas patriarcales para que los perpetradores no violasen, en vez de pedirle a las víctimas que se cuiden para no ser violadas. Internet debería brindar un espacio seguro para las mujeres, en vez de retratarla como un lugar donde pueden correr peligro de violencia sexual por sus propias acciones.

De todos modos, las leyes indonesias contienen algunas de las provisiones comprendidas en las normas internacionales de derechos humanos, que podrían implementarse en línea. Por ejemplo, la Ley de eliminación de la violencia doméstica de Indonesia, sancionada en 2004, y la Ley contra la trata de personas, promulgada en 2007, deberían implementarse no sólo en el ‘espacio físico’, sino también en línea, toda vez que tengan lugar el acoso en línea (cuyo blanco, con frecuencia, son las sobrevivientes de violencia doméstica) y la trata de mujeres.

Espacio de internet y sexualidad en Indonesia

Desde el movimiento de reforma de 1998, internet se convirtió en un sitio para el rechazo y debate de temas sociales y políticos. Por ejemplo, en 2009, grupos de mujeres que utilizaron redes sociales como Facebook lograron movilizar apoyo a favor de una mujer que reclamaba sus derechos a la salud, en una campaña llamada Una Moneda para Prita. La movilización solidaria se hizo para ayudar a una mujer llamada Prita, quien enfrentaba una onerosa demanda legal por parte de un hospital debido a que, utilizando internet, expresó su decepción con el hospital.

Grupos LGBT también eligieron usar internet para movilizar a sus comunidades y redes pues el espacio público físico por lo general no es seguro. Una comunidad LBT joven de Jakarta, Institut Pelangi Perempuan, comenzó su movimiento mediante un grupo de correo electrónico en 2006, ya que de esta manera encontraban un lugar seguro para el activismo en línea por los derechos sexuales LBT. Sólo después de esto organizaron reuniones comunitarias. Nuestra Voz Indonesia (una organización LGBT) tiene una historia similar, pero se convirtió en un portal en línea de noticias LGBT y organización legal. Del mismo modo, la Coalición Indonesia contra el SIDA lanzó AIDS Digital en 2013, un portal de información sobre SIDA y salud reproductiva que permite que usuarios y usuarias accedan a la información discretamente. Esto se hizo en respuesta a la notable falta de servicios e información sobre estos temas.

De esta manera internet proveyó un espacio para el avance de los derechos sexuales en Indonesia. Sin embargo, la discriminación y la violencia contra las mujeres y los grupos LGBT que ocurren en la vida real también ocurren ahora en línea. La discriminación y las violaciones a la libertad de expresión y los derechos sexuales tienen su continuidad mediante el bloqueo de sitios cuyos contenidos se consideran moralmente inapropiados. Cuando alguien intenta acceder al sitio, aparece una notificación que dice “El sitio que intenta abrir no es accesible debido a que puede contener material pornográfico”. Algunos de estos sitios proveían información sobre derechos humanos fundamentales de las mujeres y LGBT. Hasta abril de 2011 había tres proveedors de servicios de internet que bloqueaban sitios web LGBT como el de la Comisión Internacional de los Derechos Humanos de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgénero (ILGHRC) y el sitio de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersexuales (ILGA).

Una activista de los derechos en internet informó que en mayo de 2013 un sitio web feminista que hacía campaña contra el racismo, el sexismo y la corrupción mediante el arte, guerrillagirls.com, también resultó bloqueado con el argumento de tener contenidos pornográficos.

La ciber homofobia también se va convirtiendo en algo común. Algunos políticos, por ejemplo, tratan de atraer votos para la elección 2014 mostrándose como guardianes de la moral. Un portal en línea en Kaskus ha popularizado el término ‘maho’ o Manusia Homo (persona homosexual) para transexuales u hombres afeminados, lo cual tiene connotaciones de que son anormales o enfermos.

Esta clase de comportamiento también ocurre en redes sociales como Facebook o Twitter, donde tienen lugar hostigamientos y discursos de odio hacia orientaciones sexuales que no son héteronormativas. Un grupo de Facebook anuncia explícitamente que odian a las personas LGBT y propalan un discurso de odio en el que dicen que la sexualidad no héteronormativa es una enfermedad que debería erradicarse en nombre de la moral y la religión. Esto ilustra de qué manera internet se convierte en un espacio inseguro.

Otros casos incluyen la distribución de fotografías desnudas de una mujer detenida difundidas por agentes de policía y periodistas en octubre de 2012. La imagen recibió comentarios sexistas, se culpó a la víctima por trabajar como modelo fotográfico y los comentarios sugerían que merecía el maltrato. Un caso similar ocurrió con una fotografía manipulada y distribuida de una mujer policía. Más aún, los perpetradores de algunos casos de violación utilizaron Facebook para hallar mujeres y adolescentes vulnerables.

EROTICS Indonesia: defensa de los derechos sexuales y los derechos en internet

La Asociación para el Progreso de las Comunicaciones (APC) lanzó la encuesta EROTICS el 8 de marzo de 2013. Su propósito es descubrir los desafíos que enfrentan los/as activistas por los derechos sexuales que usan internet en el mundo. La encuesta, que fue distribuida por EROTICS Indonesia entre una red de activistas y organizaciones de derechos humanos, halló un conjunto de datos cualitativos en el contexto de los derechos sexuales e internet.

De los datos se desprende que 8.82% de quienes respondieron dicen que internet es útil para su tarea pero no les resulta esencial como activistas. Pero 47.05% de quienes respondieron dicen que el trabajo les resultaría difícil sino imposible sin internet. La mayoría de quienes respondieron concuerdan y entienden cómo los contenidos de internet se regulan en Indonesia, pero cuestionan la transparencia y la contraloría del proceso de regulación.

Doce de las personas que respondieron dijeron que sufrieron intimidación cuando se refirieron a temas sexuales como LGBT, personas viviendo con VIH/SIDA, libertad religiosa e incluso salud reproductiva. Esto incluyó ataques frontales en redes sociales o por correo electrónico. Esto fue subrayado por 64.70% de las personas encuestadas, quienes dijeron que internet no es útil para el trabajo sobre derechos de la sexualidad y no brinda condiciones más seguras que las reuniones cara a cara. Sólo 35.29% respondieron que internet es útil para el trabajo sobre derechos de la sexualidad porque le permite a los grupos trabajar en red en condiciones relativamente más seguras. ¡Eso resultó una sorpresa! Algunos/as encuestados/as sienten que no están en paz y sintieron miedo de llevar adelante su activismo sobre temas sexuales en la realidad física. Aunque las intimidaciones ocurrieron básicamente en internet, la sensación psicológica de opresión afecta su vida diaria.

En respuesta a la violación de los derechos a la información y la libertad de expresión en internet, EROTICS Indonesia organizó una reunión de organizaciones de derechos sexuales para tratar la relación entre derechos sexuales y derechos en internet en julio de 2012. En la reunión se habló de gobernanza de internet y seguridad digital, y asistieron académicos/as y activistas de organizaciones de la sociedad civil que trabajan en temas como derechos LGBT, derechos de trabajadoras sexuales, la Red de Jóvenes Feministas de Indonesia, Mujeres VIH/SIDA Positivas, Comunidad de Jóvenes Feministas Musulmanas en Escuelas de Internado, Contra la Trata y otras. Esta reunión fue seguida por otra con la organización de derechos en internet ICT Watch en agosto de 2012. La reunión debatió la gobernanza de internet, en especial respecto de los sitios LGBT bloqueados. Luego se organizó una consulta con la Asociación de Proveedores de Servicios de Internet de Indonesia (Asosiasi Penyelenggara Jasa Internet Indonesia (APJII)) el 24 de septiembre de 2012. A esta reunión asistieron organizaciones LGBT, ICT Watch, detik.com, organizaciones de derechos humanos y APJII. El objetivo era obtener asistencia de APJII para presionar a los proveedores de servicios de internet para que respeten los derechos humanos en lo concerniente a los derechos LGBT, en particular su derecho a la libertad de expresión. A partir de la reunión cesó el bloqueo al sitio de ILGHRC, pero hasta noviembre de 2012, el sitio web de ILGA continuaba bloqueado.

El 1 de noviembre de 2012, el Foro de gobernanza de internet de Indonesia (Indo IGF 2012) se reunió por primera vez en la historia. Asistieron profesionales de internet del gobierno, el sector privado, organizaciones de la sociedad civil, expertos/as en tecnología, etc. Se redactó una Declaración de Gobernanza de Internet de Indonesia, firmada por diversos actores. Afirmó con claridad que la gobernanza de internet en Indonesia debe priorizar la transparencia, la responsabilidad y promover valores de democracia y derechos humanos. En lo inmediato, el FGI 2013 tendrá lugar en Indonesia en octubre de 2013, ofreciendo una oportunidad para fortalecer el compromiso de Indonesia con la libertad de expresión y el derecho a la información en línea.

El discurso en torno a la sexualidad y los derechos en internet todavía es nuevo en Indonesia. Más aún, entre defensores de los derechos e internet, el discurso sobre sexualidad, derecho a la orientación sexual y la identidad de género, e incluso el feminismo, aún no es plenamente comprendido ni interpretado en un contexto local. Debido a esto, el desafío de EROTICS Indonesia es establecer una red organizadora que promueva el vínculo entre sexualidad y derechos en internet, particularmente entre defensores/as de los derechos en internet. También necesitamos desarrollar recursos para usar como material de referencia para el desarrollo de un discurso sobre sexualidad, feminismo y derechos en internet dentro de un contexto indonesio. Necesitamos capacitación para que las mujeres y los grupos minoritarios puedan desafiar el patriarcado que rodea la gobernanza de internet y el activismo por los derechos en internet, incluyendo el acoso sexual que padecen las mujeres y activistas LGBT cuando relatan sus experiencias y preocupaciones.

Los grupos de mujeres y LGBT interesados en comprometerse con estos temas mediante debates en línea y campañas en redes sociales, pueden hacerlo a través de cuentas mantenidas por EROTICS Indonesia en medios como Facebook, Twitter, un blog y sitio web – vengan e involúcrense. ¡Pónganle sexo a internet!

Imagen: captura de pantalla de un sitio web bloqueado en Indonesia

—-fin—-

AdjuntoTamaño
Descarga la infografía de la encuesta175.68 KB
 

Enviar un comentario nuevo

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.