Análisis feminista de las políticas de internet

Cambiando nuestra visión de las TIC

¿Hacia dónde van nuestros derechos digitales?

Dafne Sabanes Plou
Dafne Sabanes Plou on 6 Septiembre, 2013 - 16:37 · América Latina
0 comentarios | 1058 lecturas
Dafne es coordinadora en América Latina del Programa de derechos de las mujeres de APC.
Share this

Una amiga me mostró su teléfono celular con nuevas aplicaciones. Estaba fascinada. Hasta incluia un GPS que le iba señalando donde estaba ubicada en cada momento. “Me siento muy segura con este teléfono”, comentó. Por mi parte, pensé ¿quiero este aparato en mi bolsillo?

La publicidad que crea nuevas necesidades electrónicas para “cuidarnos”, el marketing de todo tipo de nuevas aplicaciones para facilitar el seguimiento y la grabación de hechos y conversaciones, el discurso predominante sobre la “seguridad”, el fantasma del terrorismo, la creación de botones antipánico en nuestros dispositivos, el consenso creado sobre la necesidad de tener cámaras instaladas en negocios y lugares públicos para vigilarnos “por el bien nuestro” van invadiendo nuestro imaginario y conquistando el discurso. A esto debemos sumarle las políticas de vigilancia y espionaje que ejercen unos países sobre otros y sobre las personas. ¿Alguien se anima a hablar de derechos a la comunicación, de libertad de expresión, de asociación, de acceso a la información, de transparencia en internet? Pareciera que las políticas de control van ganando espacio y que el ejercicio de los derechos ciudadanos en el ciberespacio encuentra barreras difíciles de franquear.

En un panel sobre temas de seguridad, privacidad y libertad de expresión en internet que se realizó durante el Foro de Gobernanza de Internet de la región América Latina y Caribe, Córdoba, Argentina, del 27 al 29 de agosto de 2013, Renata Ávila, de Creative Commons Guatemala, señaló que es fundamental establecer un diálogo informado en materia de seguridad en internet. “El discurso prevalente lleva a la militarización de internet, dejando a la sociedad civil afuera”, aseguró. “Se implentan tecnologías con “puertas traseras” que dejan a la ciudadanía y a sus comunicaciones en vulnerabilidad. En la actualidad existen infinidad de actores que ofrecen a la vigilancia de las comunicaciones en internet como un servicio, dejando a las personas desprovistas de todo resguardo de su información”.

“La vigilancia y monitoreo de las comunicaciones personales están a la orden del día, con grave impacto del desarrollo tecnológico en los derechos humanos”, señaló en el mismo panel Miguel Morachimo, director de Hiperderecho, Perú.

Carlos Martínez, de Lacnic, Uruguay, dijo que no se debería caer en falsas dicotomías que antepongan la seguridad a la libertad de expresión o de asociación en cualquier espacio, sea real o virtual. Pareciera que hay gobiernos y empresas dispuestos a agitar las cuestiones de seguridad anteponiéndolas a cualquier demanda ciudadana. Como también a alentar el espionaje de unos sobre otros con todo tipo de dispositivos. ¿Estaremos llegando al fin de la vida privada?

Las disyuntivas son muchas. Así como algunas personas pueden sentirse “seguras” con un celular lleno de aplicaciones espías en el bolsillo, otras han comprobado que sus vidas se tornaron más inseguras y tienen menos control de la información que consideran privada debido a tantos sistemas de vigilancia y control.

Para muchas mujeres que han sufrido violencia y hostigamiento en el ciberespacio con el uso de fotos o videos que consideraban privados, los hechos son más complicados y dolorosos que lo que la mayoría cree. Lo mismo ocurre con las y los activistas por los derechos humanos, que son vigilados y monitoreados hasta en sus comunicaciones más privadas. La organización “Reporteros sin Fronteras”:http://www.rsf-es.org/ denuncia claramente que en lo que va de 2013 fueron asesinados en todo el mundo 9 internautas y periodistas ciudadanos por ejecer la libertad de expresión e información y que 164 internautas blogueros/as han sido encarcelados/as en distintos países por el mismo motivo.

Volviendo a la pregunta inicial, hay que trabajar en todos los foros posibles por la vigencia de nuestros derechos digitales. Internet es sin duda el mayor centro de comunicación internacional que conocemos y tenemos a nuestro alcance. Será fundamental que desde los movimientos sociales y la sociedad civil sostengamos la plena vigencia de los derechos a la comunicación también en internet.

 

Enviar un comentario nuevo

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.