Amas de la palabra

Son experiencias que buscan visibilizar, desde una mirada crítica y cuestionadora del sistema patriarcal, la subordinación de la mujer en todos los ámbitos, los derechos sexuales y reproductivos, la despenalización del aborto, la trata de personas, la violencia de género, la feminización de la pobreza, la diversidad sexual, el hambre y la desocupación, entre otros. Los espacios buscan desnaturalizar la mirada sexista y crear redes para articular con diferentes experiencias del país y del exterior.


También difunden expresiones culturales, artísticas, literarias, políticas, las luchas y reivindicaciones de mujeres organizadas en distintos espacios sociales y políticos, y buscan promover al interior de los medios de comunicación y en especial del medio en que se desarrolla la experiencia, la reflexión y crítica acerca del lenguaje y los prejuicios sexistas presentes en el discurso. En todas las experiencias se dio un proceso a nivel grupal y personal, que tuvo que ver con empezar a mirar y mirarse ellas mismas, desde lo cotidiano hasta lo más global.


La misoginia bajo la lupa


Ninguna costilla es el programa radial que el Movimiento de Mujeres Córdoba creó en 2006 y se emite una vez por semana por Radio Revés (FM 88,7, de Córdoba). La iniciativa se propone, a través de entrevistas en vivo y telefónicas, producciones especiales, notas grabadas, columnas, música y agenda, abrir un proceso de debate en todo lo relacionado a la vida cotidiana o en donde las mujeres estén presentes, ya sea en el ámbito público o privado, y debatir sobre cómo muestran a la mujer los medios de comunicación o cómo las ignoran.


“Nuestra sensación es que hay un avance importante en los derechos de las mujeres, pero eso en los medios no se ve. Hay muchos ejemplos, uno de los casos es el tratamiento del caso Nora Dalmasso, por qué hablar de crímenes pasionales, es hora de erradicar ese concepto que no hace más que borrar la violencia estructural que existe y que terminó en esa muerte”, afirma Natalia Di Marco, del área de producción de Ninguna Costilla.


El programa comenzó en abril y uno de los acuerdos que hizo el movimiento con la emisora fue el de brindar talleres de género para todas las personas que componen la radio. Tuvo buena recepción, tanto que hasta los programas ahora se cuelgan en el sitio http://argentina.indymedia.org/news/2006/12/473094.php del colectivo de periodismo Indymedia para que más personas puedan acceder a él.


Y como el próximo año el Encuentro Nacional de Mujeres se hará en Córdoba, Natalia estima que el espacio radial será una excelente herramienta para difundir la reunión y los procesos de construcción que se realicen en ese marco. 'Es una experiencia muy enriquecedora –dice Natalia-. Tuvimos que aprender a hacer un montón de cosas que desconocíamos y que nos ha traído muchas satisfacciones porque podemos expresar nuestras luchas desde nuestro propio discurso. Uno de nuestros objetivos es ser una fuente de información para esos medios que hoy no nos tienen en cuenta'.


Para destruir y reconstruir, la comunidad LGTTB (lésbica, gay, travesti, transgénero, bisexual) tiene la palabra también en Radio Revés todos los jueves a través del programa Se dice de mí, donde la política, la cotidianidad, la dignidad, la diversidad y la resistencia son temas centrales. Otro medio para acceder a él es a través del sitio http://argentina.indymedia.org/news/2006/12/471332.php. El programa es un espacio donde sus propias voces cuentan sus propias historias y donde la dinámica se construye tomando un tema común partiendo desde lo vivencial y cotidiano de las situaciones, atravesado por enfoques teóricos o de investigación y haciendo eje en la discriminación. La intención es encontrar y construir colectivamente, desde el diálogo de las distintas vivencias, posiciones teóricas y concepciones que permitan ampliar la visión y pensar cambios necesarios en la sociedad.


El suplemento menstrual


"La Pato es menuda como una niña. Abrazarla es abrazar una corriente suave de aire: es casi incorpórea. Tiene manos delicadas, dedos largos y pálidos. Y pálido el rostro de ojos somnolientos, hartos de ver, hartos de no querer ver más. Es tan frágil la Pato. Y tan fuerte. Sale de escuchar la sentencia y parece desgajarse. Está exhausta. Quizás podrá dormir ahora que llegó la justicia y al fin habrá una distancia entre su cuerpo breve y la enormidad del sadismo viril. Después de cinco años de violencia marital, Gladys Mercado, Pato, denunció a Alberto Gallone. Basada en el testimonio de la víctima, la Cámara Criminal Primera de Neuquén lo condenó a once años de prisión efectiva por abuso sexual calificado, entre otros delitos...”. Es uno de los artículos que publicó el Suplemento Menstrual Sin Sostén, una creación de la Colectiva Feminista La Revuelta, de Neuquén.


La Pato es una mujer que acudió a Sin Sostén para canalizar lo que le estaba sucediendo. Entonces, la agrupación apoyó a la mujer y la acompañó en el proceso judicial. “El fallo marcó un antes y un después en nosotras. Nos hace palpar los procesos de cambios que somos capaces de generar las mujeres unidas”, afirma Ruth Zurbriggen de La Revuelta.


Para llevar a cabo la idea articularon con dos periodistas neuquinas que desde hace años realizan el programa radial Se dice de mí por Radio Calf Universidad (de la Universidad del Comahue), y con la Cooperativa para la Comunicación (8300), en el que una vez por mes aparece el suplemento. “Fue hecho a base de esfuerzo y voluntad. Entendíamos que era una apuesta política importante difundir las ideas del feminismo en un amplio sector de la población de la provincia. Tenemos garantizada la distribución, pero al suplemento lo sostenemos nosotras, sin publicidades porque apostamos a la autogestión”, asegura Ruth. Para poder juntar los 500 pesos mensuales contaron con donaciones y también con el dinero de una serie de talleres que realizaron, sobre derechos sexuales y reproductivos en la educación.


Muchas de las integrantes de La Revuelta son docentes y tuvieron la satisfacción de que sus alumnas llegaran a las aulas portando el suplemento debajo del brazo. A partir de la iniciativa los cambios también se vieron en los integrantes de la cooperativa que empezaron a analizar si había o no una mirada sexista en los contenidos de sus artículos. “Una siente que algo se va moviendo –dice Ruth-. El balance es sumamente positivo”.


Otra experiencia que también se realiza en Neuquén son los micros radiales De Bruj@s y Otras Yerbas, de la agrupación K@s@ndr@s Feministas Libertarias. Se trata de cuentos, en formato de audios grabados y musicalizados con una duración de alrededor de 15 minutos, que tratan básicamente de historias de mujeres y hombres anónimos. “La idea es rescatar la cotidianeidad, desde el hacer de todos los días, sin discursos pomposos, sin levantar ninguna bandera, ni seguir a ningún líder. Es juntarnos con otras mujeres desde la autonomía y saber que hay mucho por hacer y que el arte es una de las formas”, dice Carmen Capdevila, la responsable de la voz y selección de los textos.


La experiencia radial comenzó en FM Estación 97.9 (Mar del Plata) con el programa Brujas Ángeles Mujeres donde fue nominado para el Premio Nacional Faro de Oro 2000 Mar del Plata 9na. Edición en el Rubro: Para la Mujer. Debido al regreso de Carmen a su provincia de origen (Neuquén), el programa devino en micros radiales que se emitieron por Radio Comunidad hasta el año pasado. Hoy se puede acceder a ellos por el sitio web http://argentina.indymedia.org/news/2006/12/469387.php. Los micros radiales están pensados para mujeres y hombres que quieren dejar de ser espectadores, que anhelan convertirse en protagonistas de sus propias vidas y así ser parte del cambio cultural que está en marcha camino al encuentro de los sexos.


Un puente hacia Madrid


Es psicóloga y se fue a vivir a Madrid, España, durante cuatro años, donde participó en una radio comunitaria que tenía un programa sobre las luchas que realizan las mujeres en diferentes partes del mundo. Daniela García no tardó en decidir volver a la Argentina, a su Córdoba natal, pero se trajo el proyecto para replicarlo acá. En octubre pasado salió al aire el primer micro radial Red Nosotras en el Mundo, que realiza junto a dos compañeras.


Se trata de audios que suben a la página web -- una vez por semana, donde “intentamos visibilizar lo que se viene haciendo desde los distintos movimientos de mujeres en Latinoamérica, con la intención de seguir reivindicando sus luchas. Hacemos una vez al mes una coproducción de 15 minutos desde Córdoba y 15 minutos desde Madrid sobre una temática especial donde tratamos de mostrar lo que sucede tanto en España como en Sudamérica, como por ejemplo las mujeres migrantes”, explica Daniela. El trabajo de las mujeres cuenta con el apoyo de la radio comunitaria madrileña.


Para este año tienen previsto difundir los audios a través de la radio de Universidad Tecnológica de Córdoba, y además recibieron invitaciones de emisoras de otros países para emitir las producciones. “No nos sentimos identificadas con el mensaje que se da a través de los medios, donde se siguen reproduciendo los típicos estereotipos que promueven la discriminación. Y ahora en verano ver cómo se trata a la mujer como objeto, a través de las publicidades. Es fatal. Ni siquiera tenemos la posibilidad de denunciar lo que está pasando. En Madrid podés recurrir a los observatorios de medios, acá te sentís impotente, sólo podés escribir una carta de lectores o a un correo electrónico”, refiere Daniela.


Pero la experiencia no se limita a micros radiales. De la misma forma que en Madrid Daniela llevaba a cabo talleres de prevención en violencia de género en colegios secundarios, en Córdoba también se abrieron esos espacios, donde las mujeres que participan en movimientos sociales reciben capacitación sobre violencia hacia la mujer, salud sexual y reproductiva, derechos humanos, entre otros, “para que se conviertan en herramientas que las participantes lleven al interior de sus organizaciones”, aclara Daniela.


El andén es el programa radial de María Falco, una actriz que durante años sufrió violencia de todo tipo, que la llevó a perder todas sus cosas y al quedarse en la calle tuvo que regresar a vivir con sus padres. Ya nada era lo mismo. “Perdí diez años de mi vida sin saber que lo que me pasaba se llamaba violencia”, detalla María. Hoy la mujer cuenta con un espacio en Radio Provincia (AM 1270) desde donde busca sensibilizar sobre la problemática de la violencia de género para que no se repita su historia. Su primer programa fue en marzo de 2006, y una de sus invitadas fue Graciela Dufau quien contó sobre sus vivencias con su marido golpeador y cómo logró salir de esa situación. María cuenta que la experiencia es gratificante y está feliz porque acaba de renovar contrato para 2007 con horario central. (www.elanden-am.com.ar)


“No es fácil vender una revista de género”


En marzo de 2006 salió a las calles Urban@s en red en la provincia de La Pampa. “La idea es ir generando una mirada propia sobre los derechos de las mujeres. No es fácil instalar una revista con perspectiva de género, que la compren, pero trabajamos mucho con suscripciones. En la venta de los kioscos nos hemos encontrado con que la tapan o algunos te dicen ‘lo que pasa es que hay otros temas importantes’. En otros lados nos pasa que los kiosqueros la ofrecen, revalorizan nuestro trabajo. Una cosa que nos pasó fue que tras denunciar que las mujeres seguíamos siendo discriminadas en la publicidad oficial, el Consejo de la Mujer provincial nos bajó el aviso publicitario, es una cosa de locos”, cuenta Mónica Molina, comunicadora social y directora de la publicación.


Ella junto a Adriana (médica) fueron quienes crearon el espacio. Todo surgió cuando Mónica se quedó sin trabajo y decidió concretar la iniciativa que venía pensando desde hacía tiempo. Es que Mónica guarda en su haber varias experiencias en proyectos de comunicación con perspectiva de género, una de ellas se llamó precisamente Género, y fue un programa de televisión que se transmitió durante varios años por Canal 3 de La Pampa. La experiencia contó con la singularidad de que la propia subdirectora del canal, ordenara la capacitación de género de todo el personal del medio.


Hoy Mónica trabaja en un programa informativo de un canal de cable, desde el que trata de incluir la mirada de la mujer. “Yo discuto mucho con mis compañeros acerca del lenguaje sexista. El tratamiento con visión de género debería estar en todos los temas que se comunican, pero en los medios esa lógica no está instalada.” Charlas sobre salud sexual y reproductiva también forman parte de la propuesta de Urban@s en red. La última charla fue sobre mujeres y militancia política en la época de la dictadura, donde reivindicaron a Liliana Molteni, una periodista desaparecida de La Pampa. También fueron una de las impulsoras del Encuentro de Mujeres Pampeanas contra la violencia de género. El próximo número ($3) sale en marzo y las mujeres ya están pensando en el lanzamiento de la página web.


No resulta fácil vender una revista con perspectiva de género, esa fue una de las razones por las que dos docentes de Puerto Madryn, Chubut, no pudieran seguir editando el suplemento La Cartera de la dama, del diario local. La iniciativa que estuvo en las calles durante un año surgió de dos docentes inspiradas en generar un espacio desde la mirada de la mujer.


Ellas cuentan que decidieron ir al periódico y proponer la publicación, pero se encontraron con un director que les pedía “tetas y culos y salimos corriendo. Volvimos cuando había una mujer en la dirección, con ella nos fue mejor, aunque tuvimos que negociar las secciones de cocina y belleza. Nos dio a elegir y preferimos salir el viernes, era un pliego, cuatro carillas, con la posibilidad de ampliar, si se ampliaba la publicidad. Ese fue nuestro gran obstáculo, no salíamos nosotras a buscar la publicidad, era alguien del diario, no supo llegar, cuando salíamos nosotras aumentaba, pero bajaba cuando no podíamos hacer el seguimiento. El último número fue en julio, fue un cruce de cosas, donde lo que preponderó fue lo económico. Estamos pensando en la posibilidad de hacer un libro con los artículos publicados”, comparte Liliana Arroyo.


Las mujeres sólo ganaban 100 pesos al mes, cada una. Lograron publicar 62 suplementos y aumentar las ventas del periódico los días viernes, que era el día en que se publicaba el material. No solo dieron voz a las especialistas en sus producciones, sino que intentaron darle voz a aquellas que no la tienen ni siquiera en los medios, a adolescentes embarazadas, abuelas, empleadas domésticas. “Abrir la Cartera de la dama fue como entrar a un universo insospechado –cuenta Fela Tylbor-. Aprendimos mucho de la experiencia, todo está atravesado por la cuestión de género.”


Mujeres Encontradas está al aire desde el 11 de noviembre pasado por radio Activa (AM 1580), los sábados de 13 a 14. Es un proyecto que venía pensando el Grupo de Mujeres Luna, del partido bonaerense de Almirante Brown. Pero fue el viaje al Encuentro Nacional de Mujeres, realizado en Jujuy, que las decidió a concretar la iniciativa. Si bien los programas de la emisora son en su mayoría gauchescos, las mujeres tuvieron buena recepción cuando propusieron el proyecto con mirada de género.


“La idea era hacer escuchar la voz de las mujeres y eso desde todo punto de vista. Por eso dividimos el programa claramente en bloques. Fundamentalmente hay dos que nos parecen los más importantes: el de cultura, donde se habla de pensadoras, se leen textos de escritoras y se dan a conocer muestras, cine, teatro, etc. hecho por mujeres; y el de historia, donde intentamos rescatar a las mujeres y las luchadoras que abrieron caminos. También tratamos temas de actualidad que atañen a la problemática de género u otras noticias desde el lugar de acción de las mujeres. El caso más claro de esto fue cuando tratamos el tema de Oaxaca, visto principalmente desde el rol que ocuparon las mujeres en la revuelta popular”, cuenta María Petraccaro.


En cuanto a entrevistas, aún no pudieron realizar ninguna por un tema, básicamente, de costos: tienen que pagar tarjeta de teléfono para hacer llamadas al aire y mucha gente no va a la radio porque queda lejos de Capital. “Pero hacemos lo que podemos. Y esperamos poder hacer mucho más. Todo sale a pulmón, nos turnamos para pagar un programa cada una y aún no pudimos conseguir publicidad. Pero creo que en un tiempo podremos llegar a cubrirnos, al menos”, dice María.


Silvia Marchant en Artemisa Noticias

Añadir nuevo comentario