La cara cambiante del activismo por los derechos de las mujeres: ten cuidado con lo que dices en línea - Parte 1

La Asociación para Progreso de las Comunicaciones (APC), junto con la Campaña “La violencia no es nuestra cultura” (VNC) y la Coalición internacional de defensoras de los derechos humanos de las mujeres (WHRD IC), organizaron recientemente un taller de capacitación sobre comunicaciones en línea seguras para las mujeres defensoras de los derechos humanos. El taller es parte del proyecto de APC ¡Conecta tus derechos! a través del cual APC documenta las tendencias, cabildea por los derechos de internet y capacita a activistas en el uso seguro de la tecnología.


Running Toddler, participante del taller, entrevistó a las capacitadoras C5 y Anónima sobre su experiencia en la capacitación de activistas y defensores/as de los derechos humanos para utilizar la tecnología de forma segura y las contradicciones inherentes a la comunicación segura como feministas y defensoras de los derechos humanos de las mujeres y a la tecnología que puede tanto servirnos como ponernos en riesgo.


Todas las personas asistentes optaron por no dar sus nombres, ya que hay riesgos asociados a ser identificadas como promotores/as y capacitadores/as de activistas para el uso seguro de la tecnología. Riesgos que también existen al hacer visibles las formas en que los estados represivos y sus partidarios pueden rastrear y localizar a los/as defensores/as utilizando las mismas tecnologías que estos/as utilizan para comunicarse y crear cambios.


“Si dices que eres una mujer defensora de los derechos humanos consciente de la seguridad de las comunicaciones en línea, entonces tendrás que darte cuenta de que no eres sólo tú protegiéndote a ti misma en internet, sino que también existen otras personas a las que no puedes poner en riesgo. Si eres una defensora de los derechos humanos, entonces debes discernir si es o no el momento adecuado para comunicarse o enviar un correo electrónico cifrado o si esa acción puede poner en riesgo a otra persona o no. Por lo tanto, no se trata sólo de las habilidades o la tecnología, sino también de tu comprensión del entorno.” (Anónima)


Internet está demostrando ser un terreno clave para el activismo, tanto para garantizar que se mantenga como un espacio donde el activismo florece, como para que en tanto activistas seamos capaces de protegernos a nosotros/as mismos/as mientras continuamos utilizando estas nuevas tecnologías y encontrando nuevos usos para las existentes, a fin de influir en el cambio social. Es cada vez más necesario para los grupos, las redes y las activistas de los derechos de las mujeres maximizar las nuevas redes sociales para promover los derechos humanos de las mujeres. Las comunicaciones en línea seguras son la clave para utilizar internet para el activismo y el empoderamiento de las mujeres. Y para tener espacios donde podamos intercambiar experiencias y conocimientos y capacitarnos para entender los problemas, los derechos y las responsabilidades de la libertad de expresión y de asociación.


Running Toddler (RT): Por favor, ¿podrían presentarse y contarnos algo acerca de su trabajo?


C5: Yo soy C5 (seudónimo) y he realizado este tipo de capacitaciones desde hace un tiempo. En general trabajo con grupos de derechos de las mujeres y de derechos humanos, capacitándolos en comunicaciones en línea seguras.


Anónima: Yo soy Anónima (seudónimo) y trabajo en estos temas ya desde hace unos años y también realizo pruebas con software de seguridad.


RT: ¿Se identifican ambas como defensoras de los derechos de las mujeres?


Anónima: No estoy segura pero, en cierto sentido, sí, porque realizo capacitaciones para grupos de derechos de las mujeres. Nunca he trabajado en otro lugar que no fueran las organizaciones sin fines de lucro en diferentes campos de trabajo. Comencé a capacitar en seguridad en 2005 y antes de eso, capacitaba a mujeres en el uso de las tecnologías de información y comunicación (TIC).


C5: Sí, me identifico como defensora de los derechos humanos de las mujeres porque he trabajado con grupos de derechos de las mujeres durante mucho tiempo. Es mi activismo. Empecé en 1998 con grupos feministas y, antes de eso, integré un gran grupo de derechos humanos en la universidad.


RT: ¿Cómo ven el uso de internet y los teléfonos móviles para el activismo por parte de las defensoras de los derechos de las mujeres en los últimos años? ¿Han visto cambios? ¿Cuáles serían?


C5: Se ha producido un cambio significativo en cómo usan internet los grupos de derechos de las mujeres. En 1999, cuando empecé a involucrarme en el tema de la tecnología, eso era algo nuevo para los grupos de derechos de las mujeres e incluso en aquel tiempo no se usaba para la incidencia sino que era una herramienta de comunicación. Ahora vemos más grupos de derechos de las mujeres que trabajan en torno a la incidencia, la libertad de expresión y los derechos en internet. Lo ven como una parte fundamental de su trabajo. Hace poco participé en un taller en Filipinas con prominentes grupos de derechos de las mujeres en el país y en él se habló sobre la violencia contra las mujeres y la sexualidad e internet. Se discutió acerca de que la tecnología puede potencialmente agravar la violencia pero que también es una herramienta que las mujeres pueden usar para combatir esa violencia. Las mujeres tuvieron opiniones diversas pero destacaron que internet no debe estar regulada porque pueden usarla para expresar su sexualidad. No se ven sólo como usuarias de la tecnología sino como partes interesadas en la salud, la regulación y las libertades de internet. Así que sí ha habido un cambio significativo en cómo los grupos de derechos de las mujeres ven la tecnología desde 1999 hasta ahora.


Anónima: No estoy involucrada en el movimiento de mujeres pero ya hace tiempo que capacito a mujeres en el uso de las TIC. Generalmente, las activistas por los derechos de las mujeres están interesadas en la seguridad y las mujeres que entienden la aplicación de la tecnología para el activismo ven que existe una progresión lógica hacia cuestionar su seguridad en internet.


C5: La tecnología ha madurado y está en todas partes y ahora todo el mundo tiene que estar conectado a través de las redes sociales. Hay cuestiones relativas a las mujeres que no tienen poder de compra en sus comunidades y que, por lo tanto, no se benefician de la tecnología porque no tienen acceso. Pero en mi experiencia, incluso las mujeres de comunidades rurales pobres realmente destinan el poder adquisitivo que tienen en comunicarse por internet a través de sus teléfonos celulares. Ahora es casi inaudito no estar conectado/a.


Anónima: Esto nace de mi experiencia también. Anteriormente, la motivación era que la gente utilizara la tecnología para las campañas y la incidencia. No se trataba de la seguridad. Llegará el tiempo en que cuestionaremos la seguridad de la tecnología. Es una progresión lógica. “¿Es la tecnología suficientemente segura para que la usemos?”


C5: Otro cambio significativo es la forma en que se considera la seguridad en línea. En su mayor parte, cuando se trata de tecnología las mujeres con las que hablo la ven con tal temor que la única manera en que intentan controlar ese miedo es luchando por su regulación – que también es un problema de seguridad. Lo que he notado en el último año es que muchos de los grupos de mujeres consideran la seguridad como algo que tenemos que entender y que tenemos que ser capaces de controlar por nosotras mismas y no permitir que el gobierno la controle por nosotras. Esto es cada vez más evidente en los grupos de derechos de las mujeres.


Anónima: Hubiera sido bueno empezar con la seguridad en línea pero no existía experiencia suficiente. Ahora tenemos la experiencia y hay suficientes cosas sucediendo en internet que podemos incluir para tener en cuenta la seguridad.


La seguridad viene de dos áreas. Una es el aspecto técnico. Al mismo tiempo, también necesitamos tomar conciencia. La conciencia está ahí pero debe traducirse en algo tangible y eso es usar las herramientas de una manera segura. Y para eso se precisa capacitación. Hay un número mucho mayor de defensoras de los derechos humanos que están conscientes de la seguridad. Pero eso debe traducirse en la práctica y significa que es necesario capacitar a las personas en seguridad y, a su vez, usar las herramientas de forma segura.


C5: Se trata de cambiar las conductas.


Anónima: Sí, por eso se le llama cambio conductual. Es necesario que tengas una conducta previa en la forma de utilizar la tecnología para cambiarla. Hemos acumulado suficiente experiencia sobre conductas y tecnología y ahora estamos en una posición en la que necesitamos cambiar la conducta. Así que tomar conciencia es un cambio conductual.


RT: Desde 2005 y en comparación con talleres más recientes, ¿ha cambiado el tipo de preguntas? Me refiero a los grupos de derechos de las mujeres y al propio sentido de seguridad de las mujeres y a cómo socializan en línea. ¿Son diferentes las preguntas?


Anónima: Sí, internet ha cambiado. En 2005, la atención se centraba en las comunicaciones y en cómo mantener la seguridad de los correos electrónicos. Antes, las amenazas eran los virus y los debates tenían que ver con la piratería como parte de la seguridad, ya que en aquel entonces las organizaciones no gubernamentales (ONG) recibían ataques en gran parte debido a la práctica de usar software pirateado. En Filipinas se allanaron locales de ONG no por sus posiciones políticas sino porque usaban software pirata. Era una manera que los gobiernos empleaban para silenciar a las ONG. Los gobiernos vigilaban los círculos sociales, no internet.


En el pasado, la seguridad se centraba en proteger los archivos para que no fueran copiados o dañados. No se trataba del cifrado. Las contraseñas eran lo máximo. Tenía algo que ver con la economía porque la gente compartía las computadoras. Ahora cada persona tiene su propia computadora portátil. O sea, antes se compartían archivos y computadoras dentro de un grupo de personas. Entonces la seguridad se centraba en asegurarse que los propios archivos no tuvieran virus. Y la capacitación reflejaba eso.


C5: Las preguntas que se hacen en las capacitaciones a las que he asistido han cambiado. El tema de la violencia contra las mujeres mediante las TIC ha modificado las preguntas significativamente. Las mujeres que asisten a los talleres hoy en día ya tienen experiencia de acoso cibernético y de ex novios que publican fotos privadas de ellas, de ser chantajeadas en una relación o conocen familiares o amigas que han experimentado estas violaciones. Así que las preguntas se vuelven personales y se trata más sobre cómo comunicarse que sobre cómo proteger sus archivos de trabajo.


Anónima: Por ejemplo, en Filipinas en 2005, no mucha gente tenía teléfonos celulares. Si tenían, los usaban para mandar mensajes de texto o hacer llamadas y no para acceder a internet. Así que no había mucho problema con el uso de los celulares. Al mismo tiempo, internet era muy costoso en la mayor parte del mundo. Por un tiempo el fax fue más importante que el correo electrónico. La gente prefería usar el fax porque con el correo electrónico no se tiene confirmación de que el mensaje fue enviado. Lo que es realmente cierto. La máquina de fax emite un sello que confirma que la otra parte recibió el mensaje. Con el correo electrónico no se tenía esa confirmación. Así que tenía que haber un cambio radical de mentalidad. A pesar de las campañas, un montón de gente decía “vamos a enviar correos masivos para las campañas de derechos”, pero mucha gente todavía pensaba que el fax era más eficaz. Sumado a esto, si se envían faxes a nivel local el envío es el costo de una llamada telefónica local. Recordemos que en aquel tiempo los costos de internet eran bastante altos. Un activista HURIDOCS me preguntó entonces si podía enviar 100 mensajes de correo electrónico de una sola vez. Y ahora podemos enviar 10.000 correos electrónicos o más en un día, así que ahí hay un cambio.


RT: ¿Han visto una diferencia en cuanto a los desafíos? Por ejemplo, ¿cuáles serían los retos más difíciles que enfrentan las mujeres que usan teléfonos móviles?


Anónima: No se trata del uso de la tecnología sino más bien de una comprensión más profunda de cómo la sociedad ha aceptado los derechos de las mujeres y el papel de la mujer en la sociedad, debido a que la tecnología es una ampliación de lo que la sociedad hace en un sentido no tecnológico. Si tienes una sociedad sesgada hacia los hombres entonces la tecnología reflejará y amplificará la perspectiva masculina. Tienes a un hombre que saca fotos de su novia y luego las usa para chantajearla. El desafío es cómo usar la tecnología para cambiar la percepción. Por ejemplo, en Afganistán, el abuso de las mujeres por parte de la sociedad está siendo amplificado porque se informa de ello a través de la tecnología. O sea, antes no lo sabíamos pero ahora sí. Así que es una cosa buena y mala. Es mala porque amplifica el poder y la posición de algunos grupos pero es buena porque podemos difundir y desafiar esta situación.


C5: Incluso si los grupos de derechos de las mujeres usan más internet y toman en serio la tecnología, internet sigue siendo una amplificación del status quo. Seguirá habiendo gente que diga a las mujeres “tú te lo buscaste” si son víctimas de violencia en línea, así como lo hacen cuando las mujeres sufren violencia física fuera de línea. Las defensoras de los derechos humanos deben estar mejor preparadas para enfrentar el machismo y las reacciones que ya enfrentaban antes del surgimiento de internet. Internet no ha cambiado esa lucha. Puesto que internet funciona como una herramienta de amplificación, podemos utilizar ese tipo de conductas y darlas vuelta. El desafío, el desafío más grande para las mujeres defensoras de los derechos humanos es cómo manejar este tipo de ataques.


Lea también la segunda parte de la entrevista con C5 y Anónima: Defenderte a ti misma es defender tu comunidad


*****


"Mapeo con manos" foto por APC. El ejercicio de mapeo con manos se usó durante una serie de talleres de relatos digitales organizados por el PARM de APC para activistas por los derechos de las mujeres alrededor del mundo. El ejercicio permite que exploren manos y representaciones sobre la seguridad o el miedo y les ayuda a mapear los enlaces entre seguridad y tecnología.


Este artículo forma parte de la campaña “¡Conecta tus derechos! Los derechos en internet son derechos humanos financiada por la Agencia Sueca de Cooperación Internacional de Desarrollo (Sida).