Mujeres de América Latina en Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información

La segunda fase de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información comenzó este miércoles 16 en la ciudad africana de Túnez. El foro global, donde se pretende abordar a las nuevas tecnologías y cómo éstas afectan al mundo, concluye este viernes 18 de noviembre y partió con un traspié para las mujeres.


En la jornada inaugural no fue presentado, como estaba estipulado, el Manual de GEM, publicación que es fruto del trabajo del Programa de Apoyo a las Redes de Mujeres de la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones. El trabajo recoge la producción colectiva de una metodología de evaluación con perspectiva de género de proyectos de nuevas tecnologías de la información y la comunicación (GEM) y su confección tardó casi cinco años de trabajo. El motivo: Un acto de solidaridad con las entidades de derechos humanos tunecinas que ayer fueron duramente reprimidas por la policía en pleno centro de la ciudad.


Todo comenzó cuando un grupo de organizaciones de derechos humanos y de la sociedad civil local quería entrar al Instituto Goethe en el centro de la ciudad, donde se había anunciado una reunión y fueron reprimidas por la policía, por lo que se suspendió la realización de la misma. Para protestar por este hecho y por solidaridad, las organizaciones sociales presentes en la Cumbre de Túnez decidieron cancelar sus actividades para el día de hoy, dando conocimiento público del motivo.


Chat Ramilo García, coordinadora del PARM APC ( Programa de Apoyo a las Redes de Mujeres de la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones), expresó también su deseo de alentar a los representantes de las organizaciones a acercarse a los delegados de sus gobiernos presentes en Túnez para denunciar estas violaciones a los derechos humanos, que afrentan también a la libertad de expresión.


Metas de la Cumbre


Recordemos que los 175 países que participaron de la fase inicial de la CMSI en Ginebra, en el año 2003, adoptaron una Declaración de Principios y un Plan de Acción. Por lo que en la Cumbre de Túnez se analizarán y evaluarán los adelantos conseguidos en la aplicación del Plan de Acción y se elaborará una agenda con los objetivos que se tienen que alcanzar en la próxima década.


La meta de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información es que para el año 2015 todas las escuelas, aldeas y hospitales del mundo tengan conexión a internet y que una de cada dos personas tengo acceso a la red.


Asimismo, el mayor problema que representa el avance de la tecnología, es la división que se genera entre quienes tienen acceso a ella y quienes no, la mentada "brecha digital". Que no distingue entre países desarrollados y en vías de desarrollo, sino entre ricos y pobres dentro de las naciones, así como entre distintas generaciones e incluso géneros.


El gobierno de internet


Declarando que la guerra sobre el gobierno de la Internet terminó, oficiales de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información, CMSI, anunciaron que se había alcanzado acuerdo en cuanto a la candente contienda respecto a quién debe establecer la política y cómo se debe controlar la Internet. Al celebrarse la inauguración de la CMSI, las negociaciones se completaron justo a tiempo para ser presentadas en un documento final a las delegaciones oficiales que participan en el Conferencia.


A pesar de que el poder concreto tanto del management como del incumplimiento continuarán en manos de una compañía privada de los EEUU, la resolución de la CMSI llama al establecimiento de un Foro del Gobierno de la Internet (Internet Governance Forum (IGF), para un diálogo conjunto y proveer insumos en cuanto a asuntos de gobierno, según R. Shaw, Analista de Política de la Internet para la ITU. Por tanto, la Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN), con sede en California, continuará manejando las tareas diarias y las cuestiones técnicas, relevando sus decisiones al gobierno de los EEUU para aprobación final.


Magaly Pazello, de Brasil, declaró a RIF/FIRE en una entrevista de que este último acuerdo ha sido parte de un proceso de negociaciones muy tenso y frustrante, en el cual los EEUU se rehusó a perder el control de la Internet, lo que refleja la postura de línea dura de la Administración Bus respecto a muchos temas.


El IGF, que consistirá de representantes de gobierno, de empresas, de la sociedad civil y ONG, representa un paso hacia la conversión del gobierno de la Internet en algo más participativo y transparente; pero más allá de proveer insumos y experiencia, carece de poder concreto y sus recomendaciones no conllevan carácter obligatorio.


Otro cambio involucra la mayor soberanía de países individuales con respecto a decisiones sobre su código de país y nombres de dominio (.uk para United Kingdom o .jp para Japón). Magaly dijo que este es un paso muy importante porque hasta ahora ICANN o el gobierno de EEUU podían borrar el contenido o eliminar un sitio web en otro dominio de país.


Asimismo bajo este acuerdo los países son animados a formar foros nacionales, regionales e internacionales para tratar asuntos sobre el gobierno de la Internet. La primera reunión del IGF tendrá lugar en Atenas, Grecia, el año próximo.

Añadir nuevo comentario