Nodo Tau: una apuesta local con política inclusiva

La Argentina no tiene una política muy firme y/o estructurada referida a las TICs; de todas formas se pueden distinguir ciertas áreas en donde se ha centrado más el trabajo realizado. Según Danilo Lujambio del Nodo Tau, Rosario, Santa Fe, se podrían mencionar tres áreas de importancia: empresas y desarrollo, educación e infraestructura. Esta última área pude darnos una idea de cuál es la realidad de la posible conectividad del país.


Según Lujambio: “Argentina tiene escasísima inversión en lo que se refiere a líneas fijas telefónicas, esto hace que el desarrollo en áreas pocos rentables sea muy bajo. Nuestro país, a nivel latinoamericano, está entre el cuarto y sexto puesto de lo que el World Economic Forum considera como país con núcleo o ambiente para el desarrollo de Tics, en eso entra el desarrollo humano, desarrollo de infraestructura, industria de software, etc. Pero esos número cuando se analizan, en realidad reflejan lo que es Capital y Gran Buenos Aires, y cuando te vas al interior del país, estamos en valores muchísimo más bajos a nivel mundial, y esto es por la Infraestructura. Esta área ha quedado, después de la década del noventa, en manos del sector privado, y el sector privado te invierte en lo que es el cinturón de fibra óptica que incluye, Rosario, Córdoba, Mendoza y Buenos Aires, Mar del Plata; está bien, allí está el 80% de la población del país, eso es cierto, pero si vas a Santiago del Estero o Formosa tenés un montón de pueblos que tienen un teléfono para todo el pueblo, un teléfono que seguro es un semipúblico, es decir que tenés una infraestructura de desarrollo bajísimo donde justamente tenés que desarrollar. La solución técnica existe, la cuestión es quién la banca.”


El estado nacional no provee este tipo de infraestructura, recién ahora está apostando al desarrollo de infraestructura satelital, apoyado por un crédito del BID que está por llegar, pero esto tiene que ver más con el perfil productivo.


Una de las políticas argentinas que más “vidriera” tiene, es la relacionada con el uso de las TICs en el ámbito de la educación. Testigo de ello es el portal Educ.ar, en cuyo weblog podemos rastrear una sección específica: http://weblog.educ.ar/educacion-tics/


Pero al respecto Danilo comparte sus dudas: “Argentina es uno de los cinco países que firmó el tema de “una laptop por cada chico”, ¿qué significa eso? Vaya uno a saber!; después hubo un plan del Ministerio de Educación de entregas de computadoras a escuelas de todo el país: muchas de ellas fueron a parar a escuelas sin suministro de energía eléctrica; las computadoras que se entregan son duales, es decir, que tienen software libre (SL) y software privativo (SP) pero no tenés capacitación a los docentes con lo cual estás condenando a lo que es SL a la muerte, ya que el discurso hegemónico es del SP ; después tenés la edición de materiales de educación en medio digital de buena calidad de los cuales 9 corren sobre SP y uno solo sobre SL, eso sin dudas, te marca una visión política”.


A nivel local la gente del Nodo Tau ven con buenos ojos que el gobierno municipal de Rosario esté implementando software libre que le permite, por un lado, independizarse de ciertos acuerdos comerciales que un Estado no tendría que tener, y por el otro, nos dice Lujambio, “genera una masa crítica de gente que se va acostumbrando a usar determinado tipo de software y eso hace que la gente no tenga ese primer rechazo a lo desconocido”.


Pero una de las interesantes experiencias educativas que lleva adelante el Nodo Tau la realizó en uno de los Distritos municipales descentralizados, el Distrito Oeste, que está dirigido por una militante feminista del Partido Socialista, Susana Bartolomé.


Este distrito hizo un convenio de formación con el Nodo Tau donde se formó a los “formadores de talleres de informática”, y esto se hizo sobre SL, pero sin dejar de enseñar también los rudimentos del SP, ya que es la plataforma que en el casi 100% de los casos la gente encuentra en un ciber o en un locutorio, y la idea es no crear exclusión aferrándose ciegamente a una herramienta.


Fue justamente en esta capacitación que se les pidió el cruce con perspectiva de género, sobre todo en la utilización de un lenguaje no sexista al momento de enseñar, de preparar las cartillas de materiales. Este pedido está relacionado con una política que lleva a cabo el gobierno local que se refleja en el Plan de Igualdad de Oportunidades, y en el lugar preponderante que ocupa en las políticas públicas y en el cuerpo de textos legales (ordenanzas y decretos) los temas relacionados con la realidad social de las mujeres.


El Nodo capacitó en esa ocasión a 14 capacitadoras/es y ellas/os están a su vez capacitando a 1800 personas. Podemos pensar en una especie de efecto dominó, que como todo tomará su tiempo, pero que irá ayudando a acortar la brecha de conocimiento TIC y que servirá para reflejar otro uso del lenguaje, más inclusivo y no sexista. Lujambio remarca también que ha sido muy importante el proceso de preparación de los materiales, que también se realizó desde la perspectiva de la educación popular, y esto permite mostrar que una capacitación en informática puede ayudar a cambiar la realidad más próxima.


La experiencia del Nodo Tau en la ciudad de Rosario, su articulación con grupos de mujeres, con el movimiento social que brinda la realidad de grupos mixtos permite referenciarlos como una organización dedicada a la capacitación en el uso de las TICs, proveedor de servicio de Internet y afines; practicantes y pioneros en el uso del software libre que no deja de plasmar en su trabajo, de manera transversal, o cuando se requiere de manera específica, la perspectiva de género, posibilitando así llenar los vacíos dejados por una política de no política respecto a este sentido, al menos en el estado nacional y provincial.

Añadir nuevo comentario