[Columna] Carta a un machitroll

28 Noviembre 2016

Señor, joven, o individuo machitroll, le escribo estas líneas porque me ha demostrado que usted y yo no podemos sostener un debate sin que me agreda, ofenda o insulte, he decidido por lo tanto escribir unas breves líneas dónde le expresé mi sentir, y aunque sé que usted no va a dar el brazo a torcer, ni entenderá razones, tengo derecho a expresar mi sentir y pedirle que se vaya a otro lado.

Recuerda la fecha 20 de abril 2016, ¿no?, deje le refresco la memoria, fue un tweet que subí, decía “Calles libres sin violencia” y dónde usted, sí usted deseo que me violaran.

Nuestra convivencia en redes sociales, se ha vuelto así sin buscarlo una forma de recordarme que mi voz y acciones en internet van a ser juzgadas, criticadas e ignoradas por ser mujer. Sus tweets y los de sus amigos me expresan ese sentimiento de odio que en pleno 2016 sigue presente, no les gusta que participemos, hablemos, que salgamos de la cocina que es a donde nos envían cada que pueden, pero, también me recuerda un trabajo que no hemos concluido, y que es muy importante: en Internet tampoco estamos seguras, no somos libres, al menos para las mujeres no lo es.

Tener senos, subir una foto sensual, escribir frases o declaraciones provocativas es un peligro en las redes sociales, y me lo han demostrado en más de una ocasión.

Hoy que iniciamos los 16 días de activismo contra la violencia a las mujeres, le escribo para recordarle que esta batalla no la va a ganar, porque estamos cansadas, porque nos queremos libres, sí, libres de opinar, decir, y hasta de subir lo que nos guste, porque es nuestro espacio y no debemos rendirle cuentas a ud. ni a cualquiera de sus amigos.

Hoy le recuerdo que las mujeres no estamos solas, hoy más que nunca salimos con nuestra bandera de sororidad a decir ya basta.
Ya basta de que crean que nuestro cuerpo y acciones les pertenecen, que pueden decidir que está bien y que no, que es lo que debo opinar, comentar y subir, como debo de verme, opinar, ya basta.

Dígame feminazi, loca, bruja, dígame como quieras, pero le aseguro que somos muchas las que queremos navegar sin violencia.

Atte.
Angie C.

¿Machitroll?
Encontramos en internet un espacio de reflexión, desarrollo, comunicación e intercambio, un espacio público que hemos adoptado, pero, tampoco podemos estar y eso lo demuestran con sus acciones los machitrolles.

“El machitroll va más allá de ser un simple cibernauta que quiere opinar sobre lo que dicen o hacen las mujeres en la red. Su palabra favorita es “feminazi” y su mayor miedo es lo que él mismo llama “censura fe /minista”.” Especies de machitroll

Tal parece que los machitrolles tienen una competencia, “¿cuántas feminazi ofendiste/violentaste/insultaste hoy?”, se preguntan entre ellos al finalizar la jornada, a la menor provocación o publicación de frases como “feminismo, derechos de las mujeres, sexualidad, derechos reproductivos, aborto seguro”, ellos aparecen.

Fundación Karisma, señala que existen dos tipos de machitrolles, los Rescatables y los Incurables, ambos presentes dando cátedra de que es lo correcto, cuál debería ser la educación o comportamiento esperado para las mujeres y sobretodo, diciéndonos .

A veces me gusta bromear cuando publicó un tweet “este tweet va a molestar a mis machitrolles”, y es que no todos los machitrolles tienen que ser bots, existen esos machitrolles reales que si apagan su equipo de cómputo o bloquean su Smartphone tiene una vida, caminan, respiran como cualquiera de las y los que leemos este texto.

De violencias y micromachismos

Sí, ya me estoy imaginando lo que están pensando al leer estas líneas: los hombres también sufren, los hombres son violentados, nosotras las “feminazis” queremos la supremacía de las mujeres, ¿a poco me equivoco?.

Permítame explicarles que la violencia contra las mujeres en los espacios digitales, como las redes sociales, se está normalizando y lo peor – como si se pudiera algo peor- se están llevando las prácticas de la violencia offline al espacio online. Y ahora que sucede, vemos como se toleran este tipo de prácticas, cuando en verdad expresan acosos y micromachismos.

“comportamientos masculinos que buscan reforzar la superioridad sobre las mujeres. “Son pequeñas tiranías, terrorismo íntimo, violencia blanda”, “suave” Micromachismos, un machismo silencioso y sutil.

Pero, estimada lectora, lector y machitroll permítame explicarle qué pasa:

-Primero, las mujeres sufrimos violencia por ser mujeres, pero, se quiere minimizar este tipo de acciones. Sufrimos porque: la foto era muy reveladora, ese no es comportamiento para una dama.

-Nosotras somos las provocativas, sí, nosotras buscamos que los compañeros se distraigan con facilidad, que miren nuestras fotos con libido, que crean que stalkear nuestras cuentas es un catálogo para saber quién está “más buena”.

-¿Para qué una instancia de la mujer?, ¿para qué la cuota de género?, ¿solo ellas?, también los hombres, que no muy muy con su discurso de equidad. ¡No!.

-Los hombres también somos feministas, aunque este año haya estado de moda eso de salir y decir que los hombres son “feministas”, por favor, no lo son, simple y sencillo, los hombres no sufren, sienten, no son víctimas de todo lo que le pasa a la mujer por ser mujer. Pueden ser solidarios con la causa, pero por favor no nos traten como “pobrecita, la tratan feo”.

-Ese tipo de comentarios/publicaciones van en contra de lo “socialmente correcto”, por que nosotras –las mujeres- debemos tener un protocolo de publicación de estados y tweets. Lo socialmente correcto está construido a partir de un pensamiento patriarcal, donde el espacio público es para ellos.

Los consejos anti trolles

A las mujeres y mujeres jóvenes que día a día navegan, viven y crean en Internet, les puedo decir: No están solas.
• Existen herramientas y muchos tutoriales, consejos para la seguridad digital de nosotras, como: AlertaMachitroll y Seguridad, protección y privacidad, una guía para personas sobrevivientes de acoso y abuso de Fundación Karisma, “Piensa en Tic” de Colnodo.
• Tutoriales y cursos online –gratuitos- sobre seguridad digital de Colnodo.
• Si recibes alguna agresión: mantén la calma.
• Recuerden que los machitrolles siempre van a llegar juntos, al menos en mi experiencia llegan en equipo, son muy pocos –o son cuentas reales- los que atacan de manera individual, por lo que no se asusten si les llegan 30 notificaciones.
• No pueden hacerte daño si tú no lo permites, cuenta con contraseñas seguras, respaldo de información y no reveles información personal a extraños.
• Nunca dejes de ser tú.
• Anonimato, no soy muy fan de esta práctica, pero en caso de ser necesaria: úsala.
• Asesórate y revisa las leyes de tu país, de qué forma la ley te protege de este tipo de acciones y acércate a Asociaciones, en caso de que en tu país no exista alguna, puedes comunicarte por redes sociales y ellas te poyaran.

Los 16 días de activismo contra la violencia a la mujer, son un espacio para reflexionar pero también para gritar todas aquellas acciones negativas que actualmente se viven. Ser mujer en internet se ha vuelto un peligro, acá no nos matan, pero si callan algo muy importante y valioso, nuestra voz.

Share this
 

Enviar un comentario nuevo

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.