El primer hackatón femenino se llena de tecnología e innovación

4 Septiembre 2014

Durante 30 horas 39 ingenieras y tecnólogas crearon 9 prototipos tecnológicos para resolver problemáticas sociales de la zona norte de Costa Rica. El hackatón es una actividad del Proyecto TIC-as de la Cooperativa Sulá Batsú que tiene el apoyo del Fondo para la Igualdad de Género de ONU-Mujeres. El primer hackatón femenino de Costa Rica se desarrolló gracias a una red de alianzas locales de la zona norte y a empresas de tecnología de Costa Rica que han apoyado la actividad.

El Centro de Transferencia Tecnológica y Educación Continua del Instituto Tecnológico de Costa Rica en Santa Clara se convirtió en la casa temporal de 39 jóvenes ingenieras y tecnólogas que dedicaron 30 horas continuas a la producción de prototipos de soluciones tecnológicas a problemáticas de la zona norte durante el primer hackatón femenino del país.

Esta actividad, que es parte del Proyecto TIC-as, se llevó a cabo desde las 10 de la mañana del 30 de agosto y finalizó a las 3 de la tarde del 31 de agosto, momento en el que se dio inicio a un espacio de exposición de los prototipos realizados.

Los nueve equipos formados para esta actividad trabajaron la producción de prototipos tecnológicos que resolvieran necesidades de la zona donde se desarrolló la actividad, por ejemplo; la problemática de las adolescentes madres y el desconocimiento de sus derechos, necesidades de comunicación de niños y niñas con capacidades diferenciadas, la poca visibilización de los comercios de la región, el registro de negocios de mujeres emprendedoras y los derechos de consumidores/as.

“Estamos desarrollando productos tecnológicos que resuelvan problemáticas concretas de una zona y creo que ese es el uso que debe dársele a la tecnología. Tengo clarísimo que es importante responder a un mercado pero creo que el país tiene que pensar el tema de la innovación a partir de la resolución de problemáticas concretas de los lugares utilizando tecnología. Eso genera innovación”, comenta Kemly Camacho, coordinadora general de la Cooperativa Sulá Batsú.

Los prototipos

“Para la innovación es indispensable la mezcla de saberes por lo que hay que fomentar el encuentro de la diversidad conocimientos, visiones y experiencias. Por eso, cada equipo del Hackatón podía inscribir a una mujer que aportara otro tipo de expertise distinto al tecnológico”, expresó Camacho.

Los equipos de trabajo, conformados por estudiantes y profesionales de distintos centros de formación en computación, informática y áreas relacionadas se mezclaron con mujeres de otras áreas de conocimiento para que, a través de la mezcla de saberes desde perspectivas femeninas, construyeran soluciones a las problemáticas propuestas por medio de aplicaciones móviles para teléfonos y tabletas y sitios web a partir de los siguiente prototipos:


















Durante el hackatón se contó con la participación del Allan Ruíz, viceministro de Telecomunicaciones, Laura González, especialista regional de monitoreo de proyectos del Fondo para la Igualdad de Género de ONU-Mujeres, Jenny Chacón, Vicealcaldesa de San Carlos, Edgardo Vargas, director de la Sede Regional de San Carlos del Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC), Leonardo Víquez, coordinador de la carrera de Ingeniería en Computación del TEC, Danilo Vargas, director de la carrera de Ingeniería de Software de la Universidad Técnica Nacional (UTN), Giselle Rodríguez, responsable de la Unidad Regional Huetar Norte del Instituto Nacional de las Mujeres, Danilo González de la Cámara de Tecnologías de Zona Norte CETIC-ZN y Otto Rivera de la Cámara de Tecnologías en Información y Comunicación, quienes asistieron como invitadas e invitados especiales a la inauguración. También se tuvo la participación de mentoras y mentores que aportaron sus conocimientos en tecnología y negocios a las participantes y forman parte de las/os capacitadores/as del Proyecto TIC-as; Daniel Bedoya y Kevin Moraga de Access Now, Ana Eugenia Rojas, Dayra Mora y Elena Soto, quienes se acercaron a título personal, Óscar Retana de Gridshield, Joaquín Guerrero de Microsoft, Guillaume Pollock y Danny Esquivel de InCompany.

Sobre el Proyecto TIC-as

TIC‐as es un proyecto liderado por Cooperativa Sulá Batsú y que funciona con el apoyo del Fondo para la Igualdad de Género de ONU‐Mujeres en su programa de empoderamiento económico de las mujeres. TIC‐as busca crear condiciones de empleo y trabajo de las mujeres rurales en el sector de las tecnologías de información y comunicación (TIC) en Costa Rica, específicamente trabajando en San Carlos, zona norte del país.

El proyecto se preocupa por crear espacios óptimos para que las mujeres puedan insertarse de manera integral en sector económico de la economía digital. La estrategia de TIC-as busca impactar mujeres jóvenes de esa zona desde cuatro aristas: comunidades, sector educativo, sector empresarial y sector político. El proyecto tiene una duración de tres años y se realizará en su totalidad en la zona norte del país, trabajando con niñas, adolescentes, jóvenes estudiantes y mujeres profesionales.

Por esta razón, el hackatón femenino se realiza como una de sus actividades más importantes pues crea un eje transversal entre las cuatro áreas de impacto. “El propósito del hackatón es que las nueve iniciativas que se presentaron se conviertan en las primeras nueve empresas lideradas por mujeres en la zona pues en Costa Rica hay muy pocas empresas de mujeres jóvenes. Con el proyecto TIC-as, Sulá Batsú apoyará estos emprendimientos y darles seguimiento hasta final de año 2015 donde esperamos que se hayan consolidado para incorporarse al sector económico digital”, indica Camacho.

El hackatón en imágenes








Fotos e imágenes gentileza de Cooperativa Sulá Batsú.

Share this
 

Responses to this post

Bien, por lo menos veo que no cosas de politica metidas. Sigan asi.

Anonymous - 3 years 6 weeks ago

Enviar un comentario nuevo

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.