EROTICS en India: el gobierno debería hacerse a un lado

La investigación EROTICS saca a la luz contradicciones entre políticas y realidades en India


Desde que en India comenzó a usarse internet en 1997 esta ha sido tema de un acalorado debate. La descripción mediática de la red ha sido muchas veces crítica, con relatos moralizadores sobre delincuencia, indecencia y pedofilia. Según este informe, los medios de India fluctúan entre “ensalzar las virtudes de las actividades en red que unen a la gente y manifestar aprensión de que sea una guarida de predadores sexuales.”


De ahí que en gran parte de la sociedad de India exista una propensión a tratar a internet como algo extraño y hostil. El miedo es “un sentimiento dominante respecto a internet y la gente oye hablar de los peligros de los predadores sexuales, las adicciones y el acceso a la pornografía.”


Debido a ese sentimiento de escepticismo e inquietud, los entes reguladores del gobierno tomaron medidas para proteger al público de los peligros asociados a la actividad de internet. Esto llevó a un bloqueo ampliamente arbitrario del contenido sexual, que incluyó a Savita Bhabbi, el popular cómic erótico de la red.


Sí, el gobierno te está protegiendo de las historietas sensuales (1).


La historia no termina ahí


Como demuestra el informe EROTICS, pese los temores de que internet sea un hervidero de actividad inmoral, hay muy pocas pruebas de su peligrosidad.


De hecho, las experiencias en línea de los/as usuarios/as revelan una relación mucho más compleja entre sexualidad e internet. Contrariamente a la opinión popular, esta presta un servicio fundamental a los/as indios/as curiosos/as para indagar y aprender sobre su sexualidad sin miedo o castigo público. Más que una amenaza de la que hay que protegerse, internet es una fuente de empoderamiento, en especial para las mujeres.


La privacidad es un valor central de internet. La sociedad de India es notoriamente conservadora en lo referente a sexo antes del matrimonio. Las investigadoras señalan: “Convencionalmente, las 'buenas chicas' de la sociedad de India no hablan, practican ni expresan cosas relacionadas con la sexualidad, y cualquier desviación de esa norma puede acarrear censura o al menos desaprobación y hasta violencia.”


El estigma vinculado al sexo antes del matrimonio llega a las más altas esferas del gobierno, donde el comité parlamentario sobre educación sexual lo denuncia como “inmoral, antiético e insalubre.”


No es de sorprender que esto haya desembocado en significativas brechas de conocimiento sobre sexo entre los/as habitantes de India. O sea que internet cumple un papel importante en la educación sexual ya que brinda acceso a información sobre temas que siguen siendo tabú en la vida pública.


En busca de respuestas sobre salud sexual, una mujer expresó la importancia de la confidencialidad de esta búsqueda de conocimiento: “Hay cosas que nadie te enseña y necesitas averiguar... Mucha gente busca esas cosas en línea, ¿adónde más si no? No puedes preguntarle a tus amigos, porque lo divulgarían.”


Análogamente, a través de las búsquedas de internet, un joven descubrió las carencias de sus conocimientos sobre salud sexual: “También hice un proyecto sobre HIV, buscando información en la red. Después de obtenerla, me di cuenta que no nos enseñaron nada sobre HIV (en la clase de educación sexual).”


Lamentablemente, la política del gobierno no reconoce este valor. En cambio, sostiene firmemente que internet es una amenaza. Como señala el informe: “Las escuelas primarias y secundarias suelen utilizar un software de filtrado para prevenir esas búsquedas en sus sistemas, impidiendo así la confianza de los jóvenes en este acceso a internet... [Un entrevistado] recuerda que no pudo hacer un proyecto sobre preservativos para un curso de publicidad porque la palabra estaba bloqueada en los motores de búsqueda de las computadoras del colegio.”


Contactar a otros/as a través de la red


Pero la educación sexual es solo una parte de la historia. Los/as usuarios/as no solo aprenden sobre su sexualidad en línea. Muchos/as habitantes de India, en especial mujeres, usan las redes sociales y las salas de chat para conocer y seducir a otros/as jóvenes.


No es poca cosa en una sociedad donde las expresiones románticas en público pueden fácilmente ser malinterpretadas como promiscuidad.


Internet empodera, en particular a las mujeres, para que indaguen y expresen su sexualidad, al tiempo que les proporciona el anonimato y la privacidad imprescindibles para proteger su reputación en línea. Una mujer compartió el valor insustituible de la seducción en línea: “Chatear con extraños se siente distinto. Es más fácil mostrar ciertas cosas a una persona que no conoces y decir lo que te pasa por la mente. Es liberador, hace bien.”


El efecto es aún más marcado si consideramos la situación de las personas LGBTI en India. Ellas usan internet para establecer redes, fijar encuentros u organizarse. Como es el caso de muchos países donde la homosexualidad es ilegal o tabú, internet actúa como una salida fundamental para que las personas LGBTI construyan comunidades y movimientos de liberación en línea.


Según el equipo de la investigación EROTICS: “Internet dio visibilidad a esos grupos y condujo a la construcción de movimientos transnacionales por sus derechos.”


El gobierno debería hacerse a un lado


Dada la riqueza de las experiencias compartidas en el informe EROTICS, las oportunidades que internet ofrece son demasiadas y demasiado valiosas como para perderlas. La censura de internet en India es el reflejo de un sesgo cultural, más que una política bien informada de protección de sus ciudadanos/as. El informe, no halló “una base de evidencias de daño por internet en las experiencias de las mujeres, en especial las mujeres jóvenes.”


Esto refuerza la posición de muchos/as blogueros/as, activistas y emprendedores/as de India, a saber, que “internet es un espacio libre y que los conceptos de regulación deben diferenciarse de las posiciones morales estrictas.” Una política efectiva de internet requiere un abordaje basado en evidencias, que refleje la experiencia real de los/as usuarios/as y no los valores personales de quienes hacen las políticas.


Lea el informe de síntesis de la investigación EROTICS: http://www.genderit.org/es/resources/erotics-investigaci-n-exploratoria-...


Y la investigación completa (en inglés): http://www.genderit.org/resources/erotics-sex-rights-and-internet-resear...