Foro de AWID: Feminismos y los nuevos tiempos tecnológicos

6 Octubre 2016

El Foro Internacional de AWID se ha convertido en un espacio de reflexión e intercambio para el movimiento feminista de todo el mundo donde activistas, investigadoras, financiadoras, comunidades, se reúnen en un espacio común para compartir y debatir sobre las preocupaciones, avances y retos que enfrentan en sus ámbitos de trabajo y acción.

En la 13a edición del Foro, realizada en Salvador de Bahía, Brasil, mas de 1800 mujeres y hombres nos reunimos para compartir y debatir sobre el presente y futuro del feminismo bajo la consigna “Futuros feministas: construyendo poder colectivo por los derechos y la justicia”. En este espacio de visión y creación no podían quedar por fuera las tecnologías, particularmente las tecnologías de información y comunicación (TIC) que en los últimos años han revolucionado al mundo proporcionando nuevos espacios de ser, interactuar y sentir, espacios virtuales que las mujeres vamos explorando y apropiando, sorteando las dificultades y barreras que se imponen desde el espacio físico donde se construyen y manipulan desde una perspectiva androcéntrica.

Diferentes actividades nos permitieron dar una mirada a la tecnología desde diversas aristas. La reunión previa al foro para conocer y debatir los Principios feministas para internet, que se han venido trabajando desde hace un tiempo con grupos de activistas en diferentes lugares del mundo, nos permitió dar una mirada global a los temas sobre los que debemos poner nuestra lente feminista: el acceso a la infraestructura y la información, la libertad de expresión, la gobernanza, la agencia individual y colectiva sobre lo que hacemos, usamos y creamos en Internet. En este espacio también tuvimos un abre bocas de fantásticas experiencias que luego se compartieron en el espacio del hub del Intercambio feminista sobre internet (FIX, por sus siglas en inglés) o en los talleres y espacios de diálogo que harían parte de las más de 100 sesiones de intercambio del Foro.

Inspiración a la discusión y a la acción

Durante los cuatro días de reunión tuvimos la oportunidad de participar en sesiones plenarias, en espacios de encuentro e intercambio en diversas temáticas (juventud, tecnología, derechos humanos) y sesiones autogestionadas por participantes para compartir aprendizajes, inquietudes y logros.

Las conferencias plenarias inspiraron a la discusión y a la acción. Si bien, la tecnología no era el tema central, su presencia o ausencia marcaba el ambiente, múltiples redes de comunicaciones se extendían invisibles, unas para permitirnos comprender lenguas diversas a través de los dispositivos de traducción simultánea, otras para llevar las voces e imágenes de lo que ocurría en plenaria hacia el exterior del centro de conferencias Costa de Sauipe, y unas más que jugaban con nuestros sentimientos permitiendo conectarnos a veces si, a veces no, para compartir impresiones más personales y mantener el contacto con nuestro entorno virtual o real más cotidiano.

En el hub siempre hubo un movimiento constante de acciones disruptivas. Una red celular autónoma y feminista, abierta a quien quisiera conectarse sin costo y sin restricciones, grabación y edición de audios y videos, una estación de radio, configuración de equipos de red y servidores, algunos códigos para explorar y escribir, presentaciones de plataformas y proyectos, irrupción feminista en Wikipedia, talleres de creación y participación colectiva, sexting, canto, baile y más. No se puede estar en todo, pero estar allí fue de inspiración y de intercambio de impresiones, contactos y materiales. Las risas hicieron parte de la visita.

Tecnologías digitales para seguir construyendo

El primer día del Foro, como parte de las sesiones autogestionadas, tuvimos la oportunidad junto con colegas del Programa de derechos de las mujeres de APC en América Latina y el Caribe (LAC), de contar y reflexionar sobre el uso de las TIC por parte del movimiento feminista en la región.

En esta sesión conversamos sobre los nuevos usos de las TIC para fortalecer el activismo, manifestar rupturas y promover nuevas estrategias de incidencia y compartimos algunas de las campañas que se han hecho en la región, revisando algunas de las herramientas utilizadas y sus aspectos en materia de usos seguros de las TIC y los espacios digitales. Fue enriquecedor compartir en ese espacio con personas de todo el mundo, con mayor o menor experiencia en el activismo feminista en línea, para conocer otras experiencias y mostrar una visión desde nuestra región.

En cuanto a las demás sesiones, cada día fue un debate constante para decidir a cuál de ellas asistir y no perder la oportunidad de escuchar a expertas y expertos feministas en muchos temas interesantes: medio ambiente, discapacidad, autocuidado, diversidad, fundamentalismos religiosos, tecnología, mujer indígena, etc. Algunas se seleccionaron a conciencia, otras se dejaron un tanto al azar considerando distancias y tiempos. Siempre valió la pena y se estuvo en el lugar correcto, aprendiendo y compartiendo. Del lado de la tecnología se debatieron muchos temas, entre otros: datos masivos (Big Data), generación de conocimiento, bienes comunes digitales, dejando lecciones y experiencia, pero sobre todo muchos interrogantes sobre como apropiar los espacios y recursos mediados por la tecnología desde una perspectiva feminista donde se convoque, promueva y se respete la diversidad.

Las tecnologías digitales ya son parte de nuestro entorno y si pensamos en futuros feministas no podemos desligarnos de ellas. Sigamos explorando, investigando, indagando, cuestionando, construyendo. Esto es parte del trabajo que tenemos ante nosotras, articulando siempre con otros temas feministas y mirando hacia el futuro, tanto para apropiarnos de las nuevas tecnologías como para proponer, diseñar y construir tecnologías propias que surjan del corazón mismo del movimiento.

Foto: Genderit.org

Share this
 

Enviar un comentario nuevo

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.