Internet es más complicada de lo que parece en Sudáfrica

Como lo muestra la investigación EROTICS de Sudáfrica, internet ofrece un espacio seguro por fuera de las contradicciones de la sociedad sudafricana. Aunque constitucionalmente protegidos, los derechos de las personas LGBTI de Sudáfrica todavía no son plenamente reconocidos y muchas personas sufren discriminación en función de su identidad y orientación sexual.


Muholi, activista lesbiana y cofundadora de la Federación para el Empoderamiento de las Mujeres (FEW, por su sigla en inglés) dice que “seguimos viviendo en los márgenes de la sociedad, seguimos luchando en reclamo de nuestra ciudadanía, visibilidad y seguridad sexual en la esfera pública”.


Por eso internet es tan importante. La privacidad y el anonimato de las comunidades en línea permiten a las personas LGBTI “ser anónimas y tener control sobre cuánto desean revelar en cada momento.” Este es el caso del sitio Gender Dynamix, un foro en línea donde las personas transgénero pueden compartir las historias sobre su transición hacia el sexo elegido. Muchos/as usuarios/as prefieren escribir con seudónimos; otros/as deciden simplemente leer los comentarios de otros/as usuarios/as antes que publicar ellos/as mismos/as.


Algo destacable de este sitio es que desarrolló un fuerte sentimiento comunitario, a pesar de su base de usuarios/as relativamente chica. Los/as usuarios/as comparten sus experiencias, miedos y aspiraciones, así como las últimas investigaciones sobre intervenciones quirúrgicas. Pero no solo comparten conocimientos: la comunidad funciona como un apoyo extraordinario.


La importancia de este sentimiento comunitario no puede exagerarse. Para muchos y muchas, el proceso de transición es una prueba emocional. Como señala el informe, para muchas personas transgénero, la vida está llena de rechazo social y de mensajes moralizantes de parte de aquellos que ven el sexo y el género como un mandato divino y la intervención en ese proceso como sospechosa, inmoral e inexcusable.


Una transexual, Cary, comparte una historia particularmente conmovedora, en la que dice estar “tan asustada ahora, que creo que mi miedo potencia mi excitación… Qué voy a hacer con el trabajo, qué pensarán de mí los demás, cómo se lo diré a mi madre, qué irá a decir mi hermana, llegaré a entrenar completamente mi voz, etc, etc. Demonios, me preocupa incluso lo que pensarán los guardias de seguridad de la entrada a mi complejo.”


Otra mujer habla de lo fundamental que puede ser esa conexión en línea durante ese período: “también fue muy difícil para mí atravesar ese tiempo en que me aislé de mis amigos y de las personas que me rodeaban y entonces internet me ayudó a mantenerme conectada con la realidad y fue realmente útil para sacarme de ese encierro”.


Lamentablemente, la mayoría de los/as sudafricanos/as no tienen un acceso efectivo a internet. El uso de internet supera apenas el 10%, así que muchas personas LGBTI no pueden aprovechar ese recurso y caen en un sentimiento de aislamiento y soledad.


Dice Vera, una mujer transgénero: “fue realmente muy duro, porque no tenía dinero para pagar el acceso a internet. Era muy frustrante. Como persona transgénero, tengo que mantenerme al día con los últimos avances en el tratamiento dentro de la comunidad transgénero.”


Pero la falta de acceso no es la única preocupación. Sudáfrica es uno entre muchos países del mundo que están evaluando el filtrado de internet. Dados los prejuicios en la sociedad en general y el efervescente ecosistema de expresión sexual existente en línea, las autoras del informe EROTICS están necesariamente preocupadas por el impacto de la regulación y la censura sobre los derechos humanos. Ellas alegan que cualquier mecanismo de ese tipo debe “fundarse en que las políticas de regulación de internet deben basarse en evidencia empírica sobre el tipo de uso actual real, y no supuesto, que la gente hace de internet”.


Esta conexión, aunque importante, sigue siendo frágil. Una política regulatoria mal concebida podría desvitalizar gravemente a esta floreciente comunidad y amenazar los derechos de sus miembros. Es imperioso que los gobiernos actúen - y con equidad - para no permitir que las políticas se basen en prejuicios sociales.


Lea el informe de síntesis de la investigación EROTICS: http://www.genderit.org/es/resources/erotics-investigaci-n-exploratoria-...


Y la investigación completa (en inglés): http://www.genderit.org/resources/erotics-sex-rights-and-internet-resear...