Mujeres políticas locales: “abrir cabezas” con la tecnología

Las organizaciones que trabajan en género y TIC vienen señalando la titánica tarea a la que se enfrentan en sus actividades cotidianas: es necesario por un lado convencer a las organizaciones de mujeres de la importancia de trabajar en temas relativos a la tecnología y por el otro mostrarles a los/as especialistas la brecha de género que existe tanto en las políticas de TIC como en la práctica tecnológica.


Pues bien, en el caso de las mujeres políticas argentinas involucradas en gobiernos locales la necesidad de discutir sobre tecnología y comunicación ha surgido de ellas mismas. Relata Dafne: “Este es un tema que ellas eligieron el año pasado cuando tuvieron su primer encuentro nacional, que se desarrolló en la provincia de Corrientes y contó con la participación de más de 150 mujeres”.


Fue así como más de 300 mujeres se movilizaron para conseguir fondos y financiar su participación para esta segunda convocatoria. La cita fue en el antiguo palacio de correos y actual edificio de las telecomunicaciones. Rodeadas por el esplendor del Buenos Aires de principios del siglo pasado, entre los mármoles y ebanistería de esta “arquitectura de prestigio”, las mujeres pusieron manos a la obra: además de discusiones más políticas el encuentro tuvo una fuerte orientación práctica y se organizaron talleres para explorar las posibilidades de varias herramientas electrónicas.


El Programa de apoyo a las redes de mujeres de APC tuvo a su cargo el taller “TIC para el cambio social”, basado en la Metodología de evaluación de género (GEM) desarrollada por el programa. “Ahí atravesamos lo que es políticas de TIC con los temas propios de las mujeres: educación, empleo, salud sexual y reproductiva, violencia hacia la mujer” [los materiales utilizados están disponibles en línea], relata Dafne.


¿Cuál es la importancia de que este tema esté en la agenda de las mujeres políticas? “Vemos este encuentro como una oportunidad para abrir la cabeza, para que vean el tema desde otra perspectiva, no simplemente desde lo instrumental (aunque esto también es importante). Es fundamental que empiecen a ver a la tecnología con perspectiva de género”, continúa.


“Sabemos que nuestras políticas muchas veces llegan por la ley de cupo y porque son parientas de, hermanas de, esposas de. Pero también sabemos que su preocupación en relación a los temas que atañen a las mujeres ha crecido mucho. El ejercicio de la función pública y el estar en contacto con la gente que los votó ha ayudado a que tomen conciencia de los problemas y preocupaciones de la gente”.


Y las posibilidades de cambiar las cosas se tornan menos quiméricas y más reales: “Yo he hablado con mucha gente sobre estos temas pero siempre ha sido para expertos, académicos, estudiantes, gente que ya está en el tema y que te escucha desde lo teórico. Pero acá hablamos con gente que está trabajando, pateando la calle, que están en los concejos. Son las que están tomando las decisiones”.


A la hora de hacer un balance el saldo es más que positivo: "Se superaron las expectativas porque el trabajo en los talleres ayudó a que concejalas y políticas locales discutieran sobre la posibilidad de aplicar políticas de género en el desarrollo y el acceso a las tecnologías de la información y la comunicación en sus propias comunidades. Al considerar con perspectiva de género las experiencias concretas llevadas adelante en las comunas, es posible comenzar a pensar en acciones diferenciadas para promover la participación de más niñas y mujeres en el uso y desarrollo de las TIC y buscar la igualdad de oportunidades en el acceso a los puestos de trabajo que involucran TIC, por ejemplo", concluyó nuestra entrevistada.


El segundo encuentro de mujeres munícipes argentinas fue organizado por la asociación civil Manos Solidarias.


Foto: Palacio de Correos de Buenos Aires. Fuente: Wikipedia.

Add new comment