Líbano: la libertad de expresión es una puerta al delito

La reciente controversia en torno a la chica lesbiana de Damasco (que resultó ser otra cosa) dejó al bloguero perplejo.


¿Por qué todos/as nos ocupamos tanto de cómo MacMaster nos engañó y no del verdadero tema?


La indignación nos hizo olvidar la principal causa de nuestro enamoramiento por la chica lesbiana de Damasco: que la historia de Amina no es ficción.


Por cada bloguero/a que se disfraza de víctima, hay literalmente miles de personas reales que sufren por no tener voz o por tener miedo de usarla.


No olvidemos que, en muchos países, ser homosexual es ilegal.


Este es el caso en Líbano, donde internet es el único lugar donde las personas LGBTI pueden sentirse seguras al expresarse y llegar a otros/as. Sitios como Behksoos.com brindan un importante espacio para compartir historias personales y organizar un activismo efectivo. Como lo muestra la investigación EROTICS, su innovador uso de las TIC les permitió “crear, construir y empoderar su movimiento de liberación.


El año pasado, Bekhsoos.com celebró la primera década de activismo LGBT en Líbano. “En realidad, hace más de una década”, dice la editora de la revista árabe Aphrodite. “Nosotros/as consideramos la inscripción de GayLebannon.com en 1998 como un indicador del inicio de un movimiento organizado…”


Como se documenta en el informe de EROTICS de Líbano, los sitios de chat contribuyeron a la rápida formación de autoidentidades homosexuales, albergando a un número creciente de personas que buscan activamente a otros/as como ellos/as con quienes conversar, establecer amistad, fijar encuentros: “La primera palabra que busqué en Yahoo! fue 'homosexual'. Fue el mismo día que mi padre me regaló la conexión telefónica a internet para mi cumpleaños. Era octubre de 1998 y el servicio de internet costaba una fortuna. Recuerdo que era alrededor de USD 6 la hora, así que debía ser muy rápida e ir directo al grano. ¡Debía encontrar a otras lesbianas!”


Otra usuaria, Bloody Mary, relata: “Ahora sonaría patético, pero en 2004-2005, cada vez que iba a recibir un mensaje privado de una chica en gaydar, pensaba para mis adentros: ¿será ella? ¿me enamoraré de ella? (…) La amistad era una posibilidad, claro, pero venía después del amor. Lo que yo realmente deseaba era amor, aunque su posibilidad adoptara la forma de unas misteriosas extrañas en línea.”


La importancia de una internet sin filtros para el surgimiento y crecimiento del movimiento homosexual no puede exagerarse. No obstante, las fluctuaciones políticas de Líbano hacen que ese espacio de libertad esté constantemente en riesgo. A medida que los grupos conservadores del país se van enterando de la existencia de esta floreciente comunidad en línea, aumentan los llamados a la censura de internet. Es fundamental que en lugar de dar por sentada esta conexión, las personas LGBTI hagan algo para protegerla.


Más aún cuando, como dice el informe, “El acceso a internet en Líbano está restringido a los grupos económicamente pudientes, por el alto precio de las conexiones y los planes de internet móvil. Se estima que un 35% de la población libanesa está en línea y, por ende, los/as homosexuales y las clases bajas tienen un reducido acceso a los contenidos, la información y las redes en línea”.


No perdamos de vista que en Damasco hay chicas lesbianas de verdad.


Lea el informe de síntesis de la investigación EROTICS: http://www.genderit.org/es/resources/erotics-investigaci-n-exploratoria-...


Y la investigación completa (en inglés): http://www.genderit.org/resources/erotics-sex-rights-and-internet-resear...

Add new comment