10 años con “Dominemos la tecnología” - Mujeres y niñas dominicanas destacan agenda propia

7 November 2016

La educación entendida como una herramienta de prevención. Esa fue la estrategia que desarrollaron en el Centro de Investigación para la Acción Femenina (CIPAF)1 para promover la capacitación a niñas y jóvenes en matemáticas, ciencias, ingeniería y tecnología en las escuelas públicas de Santo Domingo. En 2011 se sumaron a Dominemos las tecnologías y de la mano de la campaña comenzaron a reflexionar sobre las alternativas posibles para combatir la violencia hacia las mujeres.

Desde el aula intervinieron la agenda, reflexionaron sobre la importancia de incidir en la formación científica, incorporaron la mirada feminista y actualmente forman parte estratégica de la Comisión Nacional para la Sociedad de la Información.

A un lustro de problematizar sobre el rol de las mujeres en las tecnologías, GenderIT.org conversó con Laura Bretón, coordinadora del CIPAF acerca de la importancia de que las mujeres nos apropiemos de las tecnologías y sobre el impacto del trabajo realizado en este tiempo.

Florencia Flores Iborra: Como organización de la sociedad civil el CIPAF ha jugado un rol muy importante para promover la inclusión de las mujeres en la agenda digital. ¿Qué motivó esta línea de acción? ¿Por qué consideran que es un tema prioritario?

Laura Bretón: Para hablarte de la historia del CIPAF y sus ejes de acción es inevitable mencionar el trabajo de Magaly Pineda2, que sin lugar a dudas ha sido el cerebro de nuestra organización.

En 1995 Magaly participó de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer3, celebrada en Beijing. Desde ese entonces Magaly comenzó a incluirse en los debates sobre tecnología porque para ella la agenda internacional siempre fue muy importante. Siempre tuvo la idea de que si como organización no nos incluíamos en la agenda internacional nos íbamos a quedar atrás. En ese momento la forma de participación todavía era por correo postal, enviando cartas y adhesiones y recibiendo información desde la Organización de las Naciones Unidas.

Para que te hagas una idea del impacto de la conferencia y de lo revolucionario del enfoque de Magaly, el CIPAF fue la primera organización en República Dominicana en tener correo electrónico. Desde ahí el uso de las tecnologías se convirtió en un cambio estratégico. La internet sería una herramienta que nos permitiría el empoderamiento como organización de mujeres. Un empoderamiento a nivel económico y social. La internet es todo lo que las mujeres necesitamos, por eso es fundamental eliminar la violencia que existe en la red. En este sentido, la participación de las mujeres en la agenda digital no sólo garantizaría una mirada inclusiva sino también nuestros derechos.

Para avanzar en esta línea de trabajo en el año 2000 publicamos nuestra primera edición de la revista Quehaceres dedicado a Internet. Se llamaba “Yo me conecto, tu te conectas, nosotras nos conectamos”. Era un llamado a las organizaciones feministas a incluirse en el mundo de las nuevas tecnologías y de la sociedad de la información. Desde entonces seguimos apostando a reducir la brecha digital en las mujeres.

FFI: ¿Por qué sumarse a una campaña como Dominemos las tecnologías?

LB: En 2010, en el marco de un proyecto en conjunto realizado con ONU Mujeres el CIPAF creó unos clubes de matemáticas, ciencias, ingeniería y tecnología (STEM, por sus siglas en inglés), para niñas en escuelas públicas de Santo Domingo. Los clubes se llaman E-Chicas y Supermáticas.

Son espacios de formación y promoción de la excelencia académica y tienen como objetivo promover un mayor y sostenido interés de las niñas y las adolescentes en las matemáticas, la ciencia y la tecnología, además de ofrecer orientación vocacional temprana que contribuya a cerrar la brecha digital de género, propiciando el incremento del número de mujeres en carreras científicas y tecnológicas, tanto a nivel medio como universitario. De esta forma los clubes garantizan que las mujeres no sean excluidas de áreas del saber solo por su condición de mujeres, a la vez que ayudan a cubrir el déficit de técnicos y profesionales de estas áreas que sufre el país y la región.

Por ese entonces, nuestra coordinadora Magaly Pineda, una curiosa incansable, siempre andaba buscando iniciativas, actividades que incluyeran a las mujeres en las tecnologías. En una de esas búsquedas, en 2011, se topó con la campaña Dominemos las tecnologías.

La idea de 16 días de activismo para prevenir la violencia contra las mujeres le pareció una iniciativa muy interesante para trabajar con las chicas de los clubes.

En ese momento, se trataba de una forma muy atractiva de incluir a las jóvenes que participan en las escuelas en las temáticas de género, además de promover y consolidar una campaña en contra de la violencia hacia las mujeres. Algo que desde el CIPAF venimos trabajando desde la década de los ‘80s.

Fue así que nos unimos a la campaña. Participamos por primera vez en los 16 días de activismo en 2011. Recuerdo que participaron más de 500 chicas de varias escuelas públicas de Santo Domingo Este y sobre todo, recuerdo que a las chicas les encantó la experiencia.
La pasaron muy bien, se divirtieron y además tomaron conciencia de los problemas que atravesamos las mujeres en internet. Fue una gran experiencia que seguimos repitiendo año a año y que incluimos como parte de la currícula de los clubes escolares.

FFI: ¿Qué desafíos les implicó asumirse como parte de la campaña?

LB: Desde 2011, en el CIPAF siempre trabajamos con la campaña en las escuelas. En primer lugar creemos fundamental incluir a las chicas en los debates sobre la violencia contra las mujeres. Darles herramientas para promover la seguridad en línea, para que tengan acceso a la red.

Asimismo para nosotras lo interesante y lo bueno de la campaña Dominemos las tecnologías es que cada año cuando se anuncia la nueva edición, los contenidos y objetivos son bien claros. Por la dinámica de los clubes muchas veces trabajamos con profesoras que no necesariamente son feministas y que la campaña esté pensada para que cualquiera pueda acceder y participar, es fundamental. Fomenta la información, es fácil de aplicar y no requiere de demasiados recursos.

En este sentido y para visibilizar el hostigamiento que sufrimos las mujeres en la República Dominicana, desde el CIPAF, hicimos un mapa de violencia. Estamos en proceso de capacitación para enseñarle a las chicas cómo publicarlo para que esté disponible en la página web de la campaña. Nos gustaría publicarlo este año y así conmemorar los 10 años de Dominemos las tecnologías.

El único obstáculo que tuvimos fue en la edición del 2015, donde vimos que el perfil de la campaña era más técnico. Igualmente le dimos difusión a las actividades y le otorgamos un lugar destacado en nuestra página web como forma de promover la iniciativa.

FFI: ¿Cuáles son las demandas de las mujeres en la agenda digital de la República Dominicana?

LB: En la República Dominicana tenemos el Plan de Igualdad de Oportunidades para las Mujeres en la Sociedad de la Información -PIOM-SI (2013-2020). Un proyecto del que hemos sido parte en su proceso de la elaboración. Una manera sistematizada de presentar, las demandas, aspiraciones y propuestas elaboradas por mujeres representantes de todos los sectores de la sociedad dominicana que formaron parte del proceso de revisión de la Estrategia Nacional para la Sociedad de la Información (e-Dominicana) y que realizamos desde el CIPAF con el apoyo del Fondo para la Igualdad de Género de ONU Mujeres y que hoy en día forma parte de la nueva agenda digital de la República Dominicana.

A la hora de elaborar este plan nos dimos cuenta que las demandas de las mujeres variaban mucho según la zona en la que vivían. Están las mujeres de Santo Domingo del Distrito Nacional que piden que la internet sea más barata, pero también existen aquellas mujeres que viven en los valles que solicitan que haya internet. En ese sentido hay una diferencia bien grande.

Asimismo fue necesario hacer un capítulo aparte que incluya la realidad de las mujeres con discapacidad porque tenían unas demandas muy diferentes al resto de las mujeres.

Nosotras hicimos el plan de igualdad en base a los temas que incluía la Estrategia Nacional para la Sociedad de la Información, en este sentido le consultamos a las mujeres cuáles eran los temas que querían incluir como prioritarios, y acá salieron muchísimas cosas. Las mujeres mayores quieren capacitación. Están las que quieren una internet más barata, con mayor acceso. Algunas mujeres se quejaron de que hay pocos contenidos traducidos al español, que las mayoría de los contenidos están disponibles solo en inglés. Hay una realidad muy diversa plasmada en el plan. Necesitamos un cambio estructural para garantizar la equidad de género.

FFI: El CIPAF ha sido una organización estratégica para promover el acceso de las mujeres en la sociedad de la información en la República Dominicana, el Plan de Igualdad elaborado es una muestra de ello. ¿Qué impacto y/o avances han detectado en la agenda digital a partir del trabajo en la campaña?

LB: La Asociación del Progreso para las Comunicaciones (APC) fue la primera organización que nos abrió los ojos sobre la violencia en línea. En CIPAF estábamos trabajando con temas como acceso, agenda digital, pero no teníamos experiencia de trabajo con temáticas como violencia o privacidad. A partir de que nos sumamos a Dominemos las tecnologías empezamos a estar más atentas a la campaña y a otros proyectos que han tenido como APC. Recuerdo que nos llegó un estudio que realizaron sobre Voces desde espacios digitales: Violencia contra las mujeres relacionada con la tecnología. Para nosotras estos insumos fueron muy útiles ya que nos permitieron conocer desde adentro una problemática que padecíamos pero de la que no éramos conscientes.

A partir de esto elaboramos un proyecto [http://www.redetis.iipe.unesco.org/wp-content/uploads/2013/11/Cipaf-La-brecha-digital-de-genero.pdf] que contó con el financiamiento de la UNESCO [http://www.unesco.org/new/es] donde nuestro objetivo fue incluir las tecnologías como forma de prevenir la violencia hacia las mujeres, no solamente en línea sino la violencia en general.
Actualmente estamos trabajando con la Estrategia Nacional de Ciberseguridad.

La idea con estos proyectos es tener un trabajo de base que luego se convierta en políticas públicas. En estos 36 años de trabajo el CIPAF ha logrado posicionarse en el ámbito de la elaboración de políticas públicas como un aliado estratégico del Estado de la República Dominicana. Al día de hoy el CIPAF es una de las dos organizaciones del tercer sector que forma parte de la Comisión Nacional para la Sociedad de la Información.

Se trata de un proceso de trabajo que nos ha llevado mucho tiempo pero estamos convencidas de que es el único camino posible para alcanzar la equidad y la igualdad de oportunidades. Entonces toda la agenda digital, la Estrategia Nacional de Ciberseguridad, formar parte de la Comisión, han sido la consecuencia de un proceso más amplio que de alguna manera vio su origen con la campaña de Dominemos las tecnologías.

Estamos muy orgullosas de participar en estas discusiones e incidir a nivel estatal en políticas públicas concretas como organización de la sociedad civil. Sin lugar a dudas se trata de un legado que nos ha dejado Magaly Pineda y que Amparo Arango, nuestra actual directora ejecutiva, ha sabido continuar.

Share this

Footnotes

1.El CIPAF promueve la participación y el protagonismo de las mujeres como sujetas de transformaciones históricas, como protagonistas fundamentales de las alternativas de desarrollo y democracia, educando y conscientizando a la ciudadanía sobre la necesidad de transformar las situaciones de opresión y subordinación de las mujeres.

2.Magaly Pineda falleció en marzo de 2016. Líder feminista, socióloga, profesora e investigadora dedicó su vida a la lucha feminista y por los derechos de las mujeres en la República Dominicana. La educación y el feminismo eran sus pasiones, como también lo fue el trabajo que realizó en el Centro de Investigación para la Acción Femenina (CIPAF), entidad que fundó en la década de los ‘80s, donde permaneció hasta su muerte. Según lo afirmaba Pineda, el CIPAF surgió por su preocupación por la ausencia de estudios con una mirada o perspectiva de género, y de la necesidad de contribuir a la liberación de la mujer en la República Dominicana.
Su trabajo en el campo de la educación la llevó a ser una de las ganadoras de los premios por la Igualdad e Integración de Género-Tecnología (GEM-TECH Awards) en el 2014, por el éxito de su modelo de E-Chicas y clubes Supermáticas de inclusión de las niñas y mujeres adolescentes en las áreas del conocimiento.

3.La Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, celebrada en Beijing en 1995, marcó un importante punto de inflexión para la agenda mundial de igualdad de género. La Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, adoptada de forma unánime por 189 países, constituye un programa en favor del empoderamiento de la mujer y en su elaboración se tuvo en cuenta el documento clave de política mundial sobre igualdad de género. La Declaración y Plataforma de Acción de Beijing establece una serie de objetivos estratégicos y medidas para el progreso de las mujeres y el logro de la igualdad de género en 12 esferas cruciales.
Más información:
http://www2.unwomen.org/~/media/headquarters/attachments/sections/csw/bp...

 

Post new comment

CAPTCHA
This question is for testing whether you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.