Estamos a tiempo - reclamemos nuestro espacio

29 Mayo 2015

Es emocionante ser parte de esta edición, y sobre todo porque se conmemoran los 20 años de la Declaración de Beijing y la Plataforma de Acción – un plan de acción que brindó energía y entusiasmo al movimiento de mujeres, revitalizó la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y la Declaración y el Programa de Acción de Viena, y reafirmó que “los derechos de las mujeres son derechos humanos”. Hoy en día, en diversos diálogos con las comunidades, surgen sentimientos como “estas son las mujeres de Beijing”, señal de que nuestro mensaje se ha arraigado y está molestando a los sistemas y las estructuras patriarcales. La violencia contra las mujeres tiene sus raíces en el patriarcado; es por eso que el progreso observado en el discurso feminista en los últimos 20 años es el resultado de un esfuerzo para hacer frente a actitudes, prácticas y comportamientos sociales. Y para lograr ese cambio de actitudes y comportamientos tuvo especial protagonismo la Sección J sobre “La mujer y los medios de difusión” de la Plataforma de Acción de Beijing. Elementos clave de este éxito son la creatividad y la innovación que aportaron las mujeres en el uso de las tecnologías de información y comunicación (TIC).

El aislamiento de las mujeres se quebró, y mejoraron sus habilidades, conocimientos y acceso a las TIC. La Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de las Naciones Unidas (CSW por su sigla en inglés) continúa brindando un espacio para que las mujeres se involucren y recuerden a los gobiernos que no han cumplido con sus obligaciones de acuerdo con la Plataforma de Acción. En 2000 (Beijing+5) y 2010 (Beijing+15) fue evidente que las mujeres se habían adueñado del poder de las TIC. Los espacios especiales para la comunicación, como la radio en línea FIRE, las sesiones de capacitación en TIC, los espacios abiertos de comunicación para interactuar en el International Women’s Tribune Centre y la calidad del compromiso y las presentaciones demostraron que el movimiento de mujeres ha venido desarrollando su poder y reclamando su espacio.

Ya van 20 años de movilización, organización y reivindicación de nuestra centralidad como conocedoras, creadoras y comunicadoras. Mostramos al público las diferentes realidades y conocimientos de las mujeres; desmitificamos la tecnología y lo que se considera privado lo presentamos al público. Las mujeres alzaron sus voces en las negociaciones de paz a través del uso creativo de las TIC cuando se les negó la entrada y acceso a las salas de negociación. Sin embargo, aunque hemos avanzado, seguimos viendo nuevas formas de violencia contra las mujeres que utilizan las nuevas TIC. También observamos que el espacio para la participación se reduce cada vez más, y esto fue evidente durante el período de sesiones de 2015 de la CSW.

La Sección J es un facilitador y catalizador de la Plataforma de Acción de Beijing y todos los otros marcos de desarrollo globales. No podemos darnos el lujo de bajar los brazos; este es el momento en que debemos aprovechar las acciones y eventos que se dan en otros movimientos sociales para afirmar el reposicionamiento del papel y el valor de las mujeres, los medios y las TIC – por ejemplo, la Conferencia sobre Financiación para el Desarrollo, el sistema y los criterios para la elaboración de informes de la CEDAW, y otros espacios. Cada vez más internet y otras plataformas de comunicación han demostrado el potencial de la movilización para mejorar los sistemas de gobernanza, fomentar los negocios, y mejorar el acceso a la salud, entre otros.

Por tanto, debemos revisar nuestros enfoques y re-energizar nuestras acciones con rigurosidad. Tenemos que estar en el centro, no en los pasillos.

Imagen por @gendermaria publicada en Twitter

Share this
 

Enviar un comentario nuevo

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.