[Columna] Siendo sexy en internet

28 Octubre 2016

Inicio este texto, con una breve consulta a las y los lectores: por favor levanten la mano, digan sí, o asienten con la cabeza si ustedes alguna vez han:

-Enviado o recibido un mensaje de texto, correo, inbox, etc; cuyo contenido sea: caliente, provocador, sucio, sexy.
-Enviado o recibido una foto donde el que lo o la que lo envía no trae puesta ropa, tiene puesto ropa pero cubre muy poco y no deja nada a la imaginación, usa poca ropa y es muy provocador o provocadora

Si usted ha respondido que sí a cualquiera de las dos, sólo ha respondido afirmativamente una, o, a negado ambas pero muy en el fondo sabe que alguna vez le ha pasado, no se preocupe, pertenece al 40% de los hombres y 33% de las mujeres de América Latina que han admitido esta práctica1.

Mucho hemos escuchado del sexting, pero ¿qué es? Bueno vamos a entenderlo como: enviar, compartir, recibir, ya sea fotografías, textos, audios, cuyo contenido sea sexual. Ojo, lo importante de esta práctica y por lo que se ha vuelto “complicada” es que se da en internet.

¿Cuándo surgió el sexting o sexteo?, En Wikipedia podemos encontrar que el primer caso al que se hace referencia data del 2005, pero, ¿cuántos casos no se habrán dado en la correspondencia “tradicional”?, Imaginé las historias, las descripciones de caricias, los suspiros y deseos que se escondían descritas en las cartas escritas a mano.

Y hoy en el 2016…
A- Hey guapo, qué haces?
B- Nada, viendo Netflix
A- Eso es no hacer nada…?
B- Exacto
A- Ok…
Mejor pregúntame que traigo puesto
B- Me va a gustar?
A- Mucho
B- Qué traes puesto?
A- Nada 
B- Mamacita y con ese cuerpo,
Para qué me dices eso???, ya se me antojó estar a tu lado en este momento
A- Deberías venir 
Te extraño  
B- Sabes que tengo muchas ganas, pero estaré contigo el próximo fin de semana
A- OK…. 
B- Mándame una foto, así imagino que te tengo cerca
A- Cargando…

Siendo sexys

Hace unos días veía en Netflixx la serie Gilmore Grils3. Justo en el capítulo 7, Paris le pregunta a Rory sobre su vida amorosa –ya que el novio de Rory se había ido por un año a trabajar a Londres-. Rory le explica que la distancia es difícil por lo que Paris le sugiere que tengan sexo mediante mensajes de texto –estamos hablando de finales del 2007, por lo que pueden imaginar que el desarrollo tecnológico de los “teléfonos celulares” no era el mismo que el de hoy en día-, Roy se sonroja, no sabe qué contestar, y aunque acepta que lo extraña, luego de leer unos libros, un día después le envía su primer mensaje “sexy”.Desde entonces las series y programas de televisión hacen alusión a esta práctica que se volvió habitual.

Siempre he creído que internet tiene una función y ventaja muy grande: la interacción mediante diferentes aplicaciones que permite la comunicación entre una o varias personas en tiempo real, y de no poder asistir, dicha reunión o evento queda guardado para reproducirlo las veces que sea necesario. Esto lo vemos con muy buenos ojos. Pero, debemos tener otra mirada respecto a lo privado y secreto, el sexting no debe hacernos perder la chispa con nuestra pareja.

La evolución de la tecnología nos permite ser “sexys” usando diferentes herramientas, desde fotografías de muy buena y alta calidad, audios o notas de voz, vídeos, todo esto con la finalidad de satisfacer los deseos.

Pero ¿a dónde va toda esta información?
a) A la bandeja de entrada
b) A la memoria del Smartphone o dispositivo
c) A la memoria de la app que empleamos para enviarlo

La privacidad se ha vuelto un tesoro muy valioso y querer asegurarla es sin duda el mayor reto en una época donde la información es poder.
¿Qué tiene de malo que una mujer se muestre cómo físicamente es?

Tendemos a pensar que el cuerpo de una mujer es privado y hacerlo público es transgredir valores que nos han enseñado desde siempre. Lo privado está bien y hay que protegerlo porque lo más valioso que tiene una mujer es su cuerpo escondido. ¿Cuántos casos hay de fotografías censuradas por que muestran los senos de modelos?, ¿o madres dando pecho?, ¿u obras de arte con desnudos o semi desnudos?

Hagamos cosas malas que parezcan buenas o ¿cómo era?

“Nos dieron las 2 de la madrugada del lunes, tenía que levantarme a trabajar, pero cada foto valía la pena, lo disfrute como si hubiéramos estado en la misma cama”. Anónimo

Coding Rights4 elaboró un documento muy sencillo con algunos consejos para poder practicar el sexting de manera segura –por favor consúltelo es muy útil y con ilustraciones muy bonitas- Envié la liga a varias amigas y logré tres resultados:

-me dejaron en visto, palomas azules para mí.
-respondieron con emoticones de caras de sorpresa, sonrojándose o cuestionándome “¿por qué me mandas esto?”
-solo comentaron “gracias”. Sigo creyendo que me “dieron el avión”.

¿No les preocupa?, A mi sí. Estamos en 2016 y siento que a las jóvenes, les da miedo y pena hablar sobre sexualidad. Es su cuerpo el que quiere expresarse, sus emociones y después de tantos años de lucha offline, es su sexualidad la que tiene el derecho de expresarse también online.

¿Miedo al sexting?
He visto campañas a lo largo de todo el año sobre el sexting, desde la que nos dice que hay que promover prácticas seguras, hasta la que ordena: no produzcas, no envíes y no provoques el sexting.

Algo muy importante que debemos destacar es que no podemos juzgar a una mujer por practicar el sexting, como todo mensaje, siempre está un emisor y receptor, y es un tema de dos, victimizar a la mujer como la “mala del cuento” por que envió fotos, es castigarla por acceder a su sexualidad, pero, también debemos preguntarnos, ¿qué se está haciendo para enseñar que ese contenido es privado y no para andar presumiendo como trofeo?

Hace poco vi una campaña que decía “sí está en internet ya es público”, y tienen razón. Al subir el contenido a una red social, portal o cualquier tipo de aplicación dentro de internet en un clic pasa de lo privado a lo público. Entonces todas y todos sin restricción podrán mostrarlo, robar tu dispositivo y ver tu “galería”, podrán hackear una cuenta, etc.

No es miedo al sexting es miedo al empoderamiento de la mujer a partir de su reconocimiento de sus derechos sexuales.

La sexualidad como un derecho

El principio feminista diez nos dice “Defendemos el derecho a expresarnos sexualmente …”, ese es nuestro derecho y no podemos permitir que los miedos no prohíban disfrutar de ellos.

Hace poco, una amiga posteaba en su facebook la imagen del iceberg de la violencia de género. Muy molesto alguien comentó: “entonces, ya no puedo darle un “nalgada” a mi novia por que ya es violencia”. ¿Saben cuál es el problema? Creer que nuestro cuerpo es propiedad de alguien y que les pertenece, en eso se parece al iceberg.

Nosotras sabemos con quién y cómo lo compartimos, asumiendo la responsabilidad de la seguridad que debe de existir. La sexualidad no es mala, mucho menos lo es el sexting. Prácticas como esta ayudan a descubrirse, quererse y generar confianza, pero como lo dijo una maestra, “como toda práctica sexual, requiere su anticonceptivo”.

- Si van a enviar cualquier tipo de material, revisen la guía que les compartí al principio de este texto. Usen alguna de esas herramientas, es preferible prevenir.
- Consideren si confían en la persona a quién le envian el contenido. No al galán que conocieron en el bar una noche antes. Recuerden que aunque difuminen su rostro, finalmente él tendrá acceso a esas fotos y puede hacer uso de ellas.
- Sean responsables. Si reciben fotos “sexys” también pueden consultar la guía que compartí. Y algo muy importante, no hagan lo que no quieran que les pase a ustedes.
- En caso de que seas víctima de porno venganza, acosos o violencia digital a partir del contenido que compartiste, primero: mantén la calma.
Segundo, una asociación civil que trabaje temas sobre derechos digitales puede ayudarte o asesorarte, como: Colnodo, Fundación Karisma, SocialTIC, Dominemos las TIC´s, Derechos Digitales, Red en defensa de los derechos digitales, entre otras.
- No te calles y exige tus derechos.

Las mujeres jóvenes debemos empoderarnos de nuestra sexualidad y el primer paso es: reconocer que nuestra sexualidad también es un derecho en internet y que podemos ser sexys.

Share this

Footnotes

1 Sexting, Pantallas Amigas, http://www.sexting.es/estudio-sexting/
2 Serie de principios del 2000, trata la vida de una madre soltera y su hija, sus aventuras, vivencias, problemas emocionales etc. Por cierto 4 nuevos capítulos se estrenan en noviembre 25.
3 Una guía sexy para hacer desnudos seguros, http://www.elespectador.com/tecnologia/una-guia-sexy-hacer-desnudos-segu...

 

Responses to this post

Que gusto leer esto. Gracias. No más una observación – en realidad no es “porno venganza” – es difusión de información íntima sin consentimiento. Algunas lo nombran “porno no consensual” pero de manera igual es un concepto problemática, especialmente cuando empieza a ver interés en establecer nueva legislacion en el tema.

Nombrarlo enfocando en el contenido y categorizando ese contenido como “pornografia” automáticamente trae consigo diferentes legislaciones y juicios morales dependiendo de cultura y contexto nacional. En muchos paises es ilegal la pornografia, su producción y distribución. Por lo tanto mujeres o personas quienes con gusto se tomaron fotos íntimas – para si mismas, para sus parejas, o para quien sea, están siendo criminalizadas bajo leyes en contra de “porno venganza”.

Enfocar en motivo y limitarlo a “venganza” lo hace casi imposible de comprobar incluso cuando la persona que difunde es una pareja o ex pareja. Lo que importa es la violación del derecho a la privacidad, lo que importa es que el consentimiento no es eterno y no fue explicita para la difusión. Incluso, una persona puede libremente publicar sus videos íntimos para todo el mundo en internet – pero cuando otrxs se esfuerzan para ponerle nombre, número y geoubicación es una violación de su privacidad.

Es un tema complejo y lo que es aún más preocupante: en México nueva legislación en varios estados quiere prohibir el acto de sexteo porque no toman la molestia de definir el término (como tú cuidadosamente haces) y confunde difusión sin consentimiento con el acto inicial de expresión sexual que es el sexteo.

Que gusto leer esta reflexión, excelente aporte para los debates sobre sexting.

Para mi, usar “porno venganza” es como nombrar a un feminicidio “crímen de pasión”: esconde el delito, la violación del derecho, y enfoca en justificaciones misóginas cuando no puede haber alguna.

ES - 50 weeks 4 days ago

Enviar un comentario nuevo

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.