Coordenadas para el cambio: la violencia contra las mujeres figura en el mapa

“Mapear nuestras experiencias es exigir que se reconozcan.

Éste es el primer paso fundamental hacia un verdadero cambio.”

¡Dominemos la tecnología! 2011


Ushahidi: pasar a la acción


“Imagina una manera de que las personas de todo el mundo puedan contar la historia de lo que les pasa directamente o a su alrededor durante un desastre o una situación de emergencia”, propone la iniciativa Ushahidi que decidió concretar esa idea luego de la violencia post-electoral que tuvo lugar en Kenia en 2008 (1).


En suajili, “Ushahidi” significa “testimonio” o “testigo”: este es un concepto sin dudas clave. Cuando un acto es cometido, hay actores directos (quienes elaboran el testimonio) y actores indirectos (quienes atestiguan el acto). Ante actos de violencia, ambos actores pueden señalar la existencia del acto y denunciarlo exigiendo una reparación. Es decir, pueden mapearlo.


En Ushahidi destacan que se trata de una plataforma de fácil uso, accesible a cualquiera y replicable en cualquier parte del mundo. En este sentido es importante destacar que Ushahidi usa código abierto entonces cualquiera puede modificarlo de acuerdo a lo que necesite. Para mapear la violencia, la plataforma recibe información enviada en línea, usando mensajes de texto a través de celulares o videos desde un smartphone.


Acoso callejero: Hollaback!


¡Atrévete!, conocido como en el mundo Hollaback! es un movimiento que busca poner fin al acoso callejero a través del uso de los teléfonos celulares. El acoso en la calle es una de las formas más generalizadas de la violencia de género, culturalmente aceptada.


“Hollaback! rompe el silencio que ha perpetuado la violencia sexual a nivel internacional, afirmando que cualquier y toda la violencia de género es inaceptable, y creando un mundo donde tenemos una opción y, más importante aún, una respuesta", manifiestan en su sitio web.


“Internet nos ha dado un nuevo punto de reunión. Cada vez que necesites estará disponible la plataforma de ¡Atrévete! para compartir tu historia. Miles de personas la leerán y poco a poco se cambiará el entendimiento de lo que significa el acoso en las calles. (…) Tu historia plantea un caso irrefutable de cómo el acoso en las calles no está bien. Un caso suficientemente fuerte para cambiar al mundo”, destacan.


Acoso sexual en Egipto: HARASSmap (2)


El estudio de ECWR realizado en 2008, “Clouds in Egypt’s Sky”, reveló que 83% de las mujeres egipcias y 98% de mujeres extranjeras encuestadas dijeron haber sido sexualmente acosadas en Egipto, casi la mitad de ellas diariamente.


Por esta razón la iniciativa HARASSmap trabaja en cuatro niveles: acción, asistencia, conciencia e incidencia para transformar la aceptación social del acoso sexual y recuperar la seguridad pública para las mujeres en Egipto a través del uso de un sistema de información basado en los mensajes de texto (SMS) enviados desde teléfonos celulares (3).


Todos los informes recibidos a través de SMS son mapeados en un sitio web público que despliega cada localización y detalles provistos por la persona informante. “El mapa creará una poderosa y comprensible documentación del grado de extensión del problema”, aseguran en su sitio web.


Violencia contra las mujeres y TIC: ¡Dominemos la tecnología!


El primer día de la campaña ¡Dominemos la tecnología! 2011 se lanzó la plataforma en línea de mapeo de la violencia contra las mujeres relacionada con las tecnologías de información y comunicación (4). Ésta busca crear un testimonio colectivo de la violencia contra las mujeres a través de la tecnología que no pueda ignorarse, que pueda nombrarse como corresponde, para decir que no la aceptamos, para hacer visible lo invisible y dejarlo documentado.


“Aunque los casos de hostigamiento en línea, acoso cibernético, violaciones de la privacidad y otras formas de VCM relacionadas con la tecnología van en aumento, el silencio y la falta de documentación rodean a muchas de estas experiencias. Su invisibilidad y nuestra aparente aceptación impregnan los espacios y prácticas en línea con una cultura que parece dispuesta a tolerar actos de violencia contra las mujeres”, se advertía en la primera acción diaria de la campaña 2011.


Todas estas iniciativas mencionadas hasta ahora tienen en común la propuesta de documentar las violencias. ¿Cuál es el valor de documentar? La documentación inicia un círculo virtuoso: dar testimonio - nombrar la violencia - romper el silencio – construir evidencia - unir los puntos – acción colectiva – incidencia en los gobiernos y en las políticas – estrategias de renovado combate de la violencia contra las mujeres - cambio en el mapa.


“Cada historia es importante”, se destaca permanentemente desde estas iniciativas de mapeo. Porque nunca hay que olvidar que todos los puntos rojos en el mapa forman un diseño difícil de pasar por alto, aún cuando haya quienes pretendan hacerlo.


Imagen: captura de pantalla de “HARRASSmap”.

Footnotes: 

(1) Más información de interés: http://www.youtube.com/watch?v=z3LNMTSgHDM

http://www.youtube.com/watch?v=EhT3co2qNAA&feature=related

(2) http://blog.harassmap.org/wp-content/uploads/2010/08/harassmap_executive...

(3) Quienes fueron acosadas sexualmente o presenciaron actos de acoso sexual pueden informar sobre los mismos enviando un mensaje a través del celular (al 0169870900), enviando un correo electrónico a report@harassmap.org, tuiteando con la etiqueta #harassmap o completando este formulario http://harassmap.org/reports/submit/

(4) Para informar sobre los casos de violencia contra las mujeres y las TIC pueden enviar en correo electrónico a map@takebackthetech.net, tuitear usando la etiqueta #takebackthetech o llenar este formulario en linea https://www.apc.org/ushahidi/reports/submit/