Podcasteras: Locas en la azotea y en las redes

Artículo por Furor podcast1

¿Alguna vez prendiste la radio y, después de un rato de escuchar, te empezaste a preguntar por las voces *femeninas*? Si no te pasó, no es para alarmarse. La invisibilización de las mujeres (y las lesbianas, trans y travestis) y la desigualdad de oportunidades que tienen nuestras voces de sonar están tan cristalizadas en los medios de comunicación que es probable que no se noten.

En 1920 un hito en la radiodifusión mundial sucedía en nuestro país. Los “locos de la azotea” al mando de Enrique Susini realizaron la primera transmisión radial en el mundo desde el Teatro Coliseo. En los casi 100 años que pasaron la radio ganó popularidad y calidad. Lo que le falta aún es diversidad. Y ya es tiempo de exigírsela.

En la actualidad, mientras que las problemáticas de género son más visibles en los medios tradicionales porque el feminismo logró poner algunas de sus demandas en la agenda política, las estructuras que los sostienen permanecen igual y continúan resistiéndose a ceder espacios.

Según el informe global que publicó este año la Fundación Internacional de Mujeres en los Medios (IWMF) sólo el 33% de los puestos de trabajo en medios son ocupados por mujeres, frente al 67% de los varones. Y en puestos de alta gerencia, esa brecha se amplía al 27%, versus el 73% de varones.

La abrumadora disparidad también “se escucha”. El monitoreo realizado en nuestro país por el programa Nos Quemaron Por Brujas (NQPB)2 sobre las voces en las principales radios del país en 2017 arrojó, por citar un ejemplo, que solo 1 de cada 7 especialistas en política y economía de las radios es mujer y que por el contrario, el rol que mayoritariamente desempeñan ellas en los programas de la primera mañana es el de locutora, cuyas tareas se reducen a anunciar la hora, el clima, las vías de contacto y las pautas publicitarias.

Lo cierto es que, mientras la audiencia hoy es cada vez más consciente de las inequidades, los contenidos siguen estando generizados en su producción: las secciones sobre moda y tendencias se apuntan a público femenino y los contenidos de deporte al masculino. En la radio, concluyen desde NQPB ”las mujeres ocupan un rol secundario y padecen doblemente las malas condiciones de trabajo”.

En la radio las mujeres ocupan un rol secundario y padecen doblemente las malas condiciones de trabajo

Medios digitales para cuestionar y propiciar protagonismo feminista

¿Cómo podemos vislumbrar un cambio de escenario para que nuestras voces suenen? Prestando atención a los medios digitales. Mientras los tradicionales (gráficos, principalmente) han marcado la agenda durante siglos, hoy el campo de batalla donde las feministas cuestionamos el status quo es internet. Y de a poco vamos inclinando la cancha. ¿Saben qué sucedió este año en la semana entre el 4 y 10 de marzo? En coincidencia con el Paro Internacional de Mujeres, en la Argentina el término “feminismo” alcanzó su más alta marca en las búsquedas de Google de la historia. Parece sólo anécdota, pero es un claro indicio de que estamos generando interés. Y eso, de a poco, se va traduciendo en contenidos que alguien demanda y una audiencia que intentamos conquistar.

Es por eso que las feministas estamos en las redes y ahí nos organizamos para visibilizar el sesgo patriarcal y machista de nuestra cultura. Las que trabajamos desde la comunicación audiovisual venimos haciéndolo hace tiempo en los medios alternativos, un espacio donde hemos tenido más posibilidades de acceder a los micrófonos. Pero las posibilidades infinitas que nos brinda la web hoy nos empoderan aún más.

Las feministas estamos en las redes y ahí nos organizamos para visibilizar el sesgo patriarcal y machista de nuestra cultura

Podemos autogestionarnos para crear medios propios donde nuestras voces no sólo suenen sino que sean protagonistas. Nos reinventamos y generamos estrategias para tener mayor alcance y llegar a un público más masivo. Nos apropiamos del podcast y de las posibilidades (creativas, técnicas, y de generación de contenidos sin censuras machistas) que nos da su lenguaje.

Para quienes no estén familiarizadxs con el término, un podcast es un archivo de audio que se publica en un sitio web para ser escuchado on-line o descargado a una computadora, un teléfono celular o un reproductor de archivos de sonido portátil. Lo que lo define como tal es que utiliza un sistema que permite al público recibir un aviso de que el podcast fue actualizado sin necesidad de navegar por el sitio web.

Nos reinventamos y generamos estrategias para tener mayor alcance y llegar a un público más masivo. Nos apropiamos del podcast y de las posibilidades que nos da su lenguaje

Si bien no se puede definir un perfil homogéneo de las audiencias que optan por el podcast, tenemos algunas pistas sobre sus intereses. Según los resultados de la Encuesta Pod (primera encuesta colaborativa para conocer a los oyentes de podcast en español), realizada en octubre de 2017, la mayoría de lxs oyentes se encuentra entre 25 y 45 años, con casi un 40% en la franja de 25 a 35. Eso va de la mano de otros estudios como los de Edison Research, que plantean que el podcast tiene un público principalmente joven.

Las comunicadoras feministas no sólo tenemos el desafío de generar contenidos que difundan nuestra causa, sino también el de conquistar a ese público que está ansioso por escuchar otros relatos. Sabemos que somos creativas y naturalmente buscamos romper las estructuras que nos atan. Y no nos alcanza con ocupar espacios, también queremos disputar el sentido. Un siglo después de que un par de locos hiciera un experimento que terminó cambiando el mundo, nosotras las locas, brujas, más que histéricas, históricas estamos explorando la red para hacernos escuchar. Lo único que necesitamos es un grabador y conexión a internet.

Footnotes: 

1.Furor podcast es una productora independiente que busca cambiar lo que la radio es. Está integrado por Josefina Avale, Florencia Flores Iborra, Mariel Giménez y Vanina Pikholc. Un colectivo de comunicadoras, agudas y disruptivas, que buscan, de una forma creativa, que nuevos discursos circulen y hagan cada día más ruido.
2.NQPB es un programa feminista que comenzó en 2012. Actualmente es parte de la grilla de Radio Presente. En 2017 ganó el Premio Lola Mora en la categoría Radio con perspectiva de género.